PUN en el PAN

Sospecho que ya saben que Nachito Seara Rosiñol, hijo de Nacho Seara, alcalde con licencia de Carmen y candidato del PAN a la Diputación Federal por el Segundo Distrito, fue atrapado mientras practicaba un deporte extremo, el secuestro.

Supongo también que ya les contaron que para ejercitarse como es debido, Nachito estaba equipado con: camioneta oficial del DIF municipal, chofer que, en realidad, trabaja con la presidenta de ese organismo, María Elena Rosiñol de Seara; armas de uso exclusivo del ejército y de los narcos (nunca lo mismo) y otras cosas imprescindibles para sobrevivir la noche de un miércoles de media quincena: fusil calibre 7.62 X 39 (conocido como cuerno de chivo); dos carabinas calibre 9mm (Uzi); una escuadra calibre 40, semiautomática, marca Browing; una escuadra semiautomática calibre 22, dos pistolas semiautomáticas calibre 9mm., marca Pietro Bereta; tres cartuchos calibre 7.62 X 39; 20 cartuchos, calibre 9mm.; nueve cartuchos, calibre .40; 10 cartuchos, calibre .22; 30 cartuchos, calibre .9mm; un chaleco antibalas y cuatro pasamontañas; además, y por si la víctima se ponía al brinco, Nachito portaba dos guaruras y a un amigo para los comentarios del medio tiempo.

Nachito y sus Acorazados del Ritmo fueron capturados en la carretera Carmen-Puerto Real, y a partir de ahí se desencadenó un escándalo sin precedentes en la historia electoral del Estado. Cierto, han habido secuestros políticos en Campeche, pero nadie había sido tan estúpido como para ejecutar uno en plenas campañas políticas.

Escribo este artículo el viernes 12 de junio. La información que poseo tiene muchas zonas oscuras que alientan especulaciones macabras. Una de ellas es: ¿qué pensaban hacer Nachito y su Sonora Dinamita con su víctima: matarla o dejarla moribunda después de una instructiva “calentadita”? Y tampoco puedo dejar de pensar en el probable desenlace de este drama.

Por poner un ejemplo: si los familiares de Nachito usan sus influencias y su dinero para sacarlo, ¿cómo defenderían los panistas la lucha contra la delincuencia organizada y la impunidad que, se supone, encabeza Felipe Calderón y que es un argumento central de las campañas políticas blanquiazules?

Por un ejemplo poner: si para cubrir las apariencias mantienen a Nachito en el tanque hasta el 5 de julio, con algunas metralletas de juguete para que se divierta, la crisis panista podría suavizarse, de acuerdo. Pero de todas maneras Seara Sierra quedaría en desventaja, porque nadie en su sano juicio lo bendeciría vía sufragio con el fuero federal si su hijito, con su arsenal, guaruras y amigos, gusta de secuestrar gente para matar el ocio. Entonces, ¿renunciará Seara Sierra, lo harán renunciar voluntariamente a la fuerza, o se quedará con la candidatura haciendo acopio de un cinismo indestructible tipo “El gober precioso”?

Poner ejemplo por un: ¿Y cómo reaccionarán los Mouriño? Si funcionan las influencias y el dinero y Nachito es liberado, ¿se harán guajes los españoles, como Juan Camilo cuando el escándalo de los contratos de Pemex, y para desviar la atención mandarán a Mario Ávila a maldecir al PRI por los setenta años de impunidad? Y en caso contrario, ¿mandarán al Gallo Azul a decir: “Todo Nachito Seara merece más… años de cárcel”?

Difícil trance para los azules. Como están las cosas, las esperanzas de Mario Ávila de gobernar Campeche se reducen a que Nachito salga del tanque y, para lavar su error, secuestre a Fernando Ortega.

2 comentarios sobre “PUN en el PAN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s