La Secretaría Municipal

Los emisarios del pesimismo vaticinaron que la llegada de Vidal Angles despedazaría al Instituto de Cultura, pero nada de eso ha sucedido. Si en sólo 12 años, gracias a su inteligencia y tenacidad, Alfonso Esquivel logró que ese organismo estatal funcionara como una triste comisaría ejidal, Vidal Angles le rinde homenaje al preservar su legado escrupulosamente. Contra lo dicho por los agoreros, las cosas no están peor que nunca sino igual que siempre.


Bueno, hay algunos cambios. El gobernador decidió transformar el Instituto en Secretaría de Cultura y ampliar sustancialmente el presupuesto a cargo de Vidal (la iglesia en manos de Maciel). ¿El resultado?: nunca antes hacer tan poco había costado tanto.


Los once campeches son el descubrimiento sexenal, tal vez porque Fernando siente la necesidad de distanciarse de los últimos tres inquilinos del Cuarto Piso, cuya percepción de la entidad se limitaba al Centro Histórico y los barrios tradicionales y por tanto, al desconocer las particularidades de la periferia, destruyeron la precaria cohesión del estado.


Ahora bien, el afán integrador del actual preciso es loable, pero no funcionará si su gobierno sigue pareciéndose tanto al de las pocas palabras en cuestiones de disciplina burocrática. Si cada secretario chifla su propia tonada, como se rumora, los once campeches se disolverán en el mismo caldo donde ahora flotan las migajas del gobierno de los hechos.


Por lo pronto, Vidal Angles está aplicándole al descubrimiento de Fernando el mismo trato que prodigó en el INAH. ¿Once campeches? ¡Los ovarios de Tovar y de Teresa! Un paseo por la cartelera de la página web de la Secretaría de Cultura deja en claro cuál Campeche es el que importa:


Del 7 al 10 de julio conté 25 eventos, que van de la Clausura del Taller Infantil “La Chácara” a la Entrega a la Medalla al Mérito Ciudadano, pasando por Noches de Danzón y Verano de Salsa. Para documentar nuestra confianza en los anhelos de Fernando, sólo la Entrega de la Medalla al Mérito Ciudadano se celebrará fuera de la capital: en Ciudad del Carmen. Los demás, ya se sabe, son para los liberales y heroicos patriotas que nacieron dentro del recinto amurallado.


Por cierto, la sección Municipios de la página dice lo siguiente: “Sección en construcción. Por favor, regrese pronto”, y eso que hace casi un año que la justicia y la solidaridad llegaron al poder.


Los once campeches es otro más de los alucines a los que nos tienen acostumbrados nuestros gobernadores. La prueba está en que contra lo que diga Fernando Ortega, es el legado de Alfonso Esquivel lo que continúa vigente en la Secretaría de Cultura del Estado, que sigue siendo la Casa de la Cultura de la capital. Así las cosas, Vidal Angles seguirá construyendo la Nueva Grandeza de un sólo Campeche, y que los otros diez se conformen con un turrón de buen tamaño.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s