La horrible decadencia de una historia

Revisando las notas de prensa del maestro García Márquez encontré un artículo llamado “Como ánimas en pena”, en el que incluye la historia del ratoncito recién nacido que sale por primera vez de su cueva, ve un murciélago y asombrado regresa a casa gritando: “¡Mamá, mamá, he visto un ángel!”


Al igual que usted ahora, hipotético lector, reí muchísimo con el cuentecito y dije qué tierno y ja ja ja, pero luego la imaginación me hizo una perrada sin nombre y presentó la misma historia con diferente elenco: los trágicos doce años de Fox y Calderón eran la ratonera, nosotros el ratoncito y Peña Nieto el murciélago, y entonces, horrorizado por esta pesadilla patrocinada por Televisa, corrí como ánima en pena en busca de un cinturón de castidad.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s