Razones del desastre

Ayer, la profa. Elba Esther salió a confirmar algunos temas que estaban por demás claros para cualquiera que no viva intoxicado con telenovelas, por ejemplo: que negoció el apoyo del Sindicato Nacional de Maestros y del partido Nueva Alianza para la candidatura de Felipe Calderón a cambio de un proyecto educativo, reforma estructural a las pensiones, un puesto en el gabinete para su candidato presidencial, Roberto Campa, y las direcciones generales del ISSSTE y la Lotería Nacional para Miguel Ángel Yunes y Francisco Yáñez.

El porqué lo hizo, negoció, también era lotería cantada: tenía un pleito a muerte con Madrazo, que la quería expulsar del PRI, y AMLO, ese extraordinario estratega electoral, no quiso hablar con ella porque, supongo, desde hace muchos años sólo dialoga con la Divinidad.

Como siempre cuando se trata de conferencias de prensa, la profesora se mostró preocupada profunda y sinceramente por la educación en México y bla bla bla, abundante bla bla bla espeso e insustancial del que nos tiene sumidos en los últimos lugares en educación en Latinoamérica, zona considerada de las más atrasadas del mundo.

En otras palabras, la preocupación de la líder magisterial y su intragable bla bla bla es directamente proporcional a la pudrición educativa que impera en México.

Pero no veamos solamente la cara de la moneda donde está cincelado el desastre, veamos la otra, la que simboliza la gloria del cargo sindical:

Según el periódico Reforma, para el evento de ayer la profesora vistió un traje, probablemente de la firma St. John, de 2 mil dólares; una bolsa de la línea So Kelly (lanzada en honor a la princesa Grace Kelly) de la casa Hermes de aproximadamente 5 mil 500 dólares; unos zapatos X Libris, también de la casa Hermes, de mil 200 dólares; un collar de perlas grises y blancas tipo Chanel de 400 dólares, baratón; y un foulard de seda de 500 dólares. Total: unos 9 mil 600 dólares; convertidos al castellano, unos 112 mil pesos.

En la conferencia de prensa la maestra tambén pidió se aclare el destino de los 50 mil millones de pesos del Issste que desaparecieron sin dejar rastro durante la gestión de su recomendado Miguel Ángel Yunes. Hasta aquí lo referente a la profesora, regresemos a nuestra realidad.

Aquí en Campeche, el Trifulca publicó un desplegado de los Secretarios y secretarias generales delegacionales y representantes de los Centros de Trabajo electos en bla bla bla, donde manifiestan:

Reconocimiento “al liderazgo responsable y comprometido del Profr. Mario Trinidad Tun Santoyo… que con su visión estratégica conduce con su Comité Ejecutivo los trabajos del SNTE”.

Y reconocen igualmente al Comité Ejecutivo Seccional por cumplir estatutos y a los agremiados por participar responsablemente; y reiteran compromisos, asumen responsabilidades y valoran la participación del SNTE en una cosa que se llama: Lineamientos Generales de Carrera Magisterial y la Evaluación Universal.

Después de la cátedra de Elba Esther y del desplegado asqueroso que nos recetó el SNTE, mi pregunta es: ¿cómo vamos a salir de la podredumbre en que estamos si los responsables de trasmitir valores fundamentales a los niños están habituados a la corrupción, al cinismo y al más despreciable de los sometimientos burocráticos: el que encuentra liderazgo y visión estratégica donde sólo hay vicios sindicales?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s