Megadesmadre, otras desgracias y las explicaciones solidarias

Tronó el Megadesmadre, cosa que se veía venir. Después del dramático suceso, llegó la respuesta oficial que también se veía venir.

Según Purux (a) “Fernando Ortega”, el Megadesmadre funcionó perfectamente bien; si reventó fue por las toneladas de basura que los cerdos campechanos tiran a la calle. Lo mismo dijo el constructor de la obra y las primeras planas de la prensa campechana, tan lejana de sus lectores y tan cercana al poder.

Casi seis años han transcurrido desde que el gobierno del Estado inició la “modernización” del malecón champotonero. No han terminado y ya hay baches de todo tamaño. Para esta desgracia también hubo una respuesta puntual a cargo del arquitecto González Curi, secretario de Obras Públicas: el malecón no tiene remedio, estará en ruinas toda la eternidad por los camiones pesados que destruyen la carpeta asfáltica.

El acueducto de Carmen, cuya construcción inició en el siglo 3 a.C., tampoco funciona. Según el gobernador, la razón del fracaso es la acumulación de ¿arena, sarro, piedras?, ya no recuerdo. Pero sigue ahí, esperando que venga el rey Juan Carlos de España para coserlo a balazos y coleccionar sus colmillos.

Como vemos, en el sexenio de Purux hay una constante: la culpa nunca cae en el suelo, siempre cae en el más pendejo.

Megabesitos.

Tantán.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s