Con todo para los de siempre




Carlos Felipe Ortega Rubio, producto agrícola sembrado por los González Curi y Hurtado Valdez, que floreció rodeado de alfombra, aire acondicionado, secretaria y sillón de piel para sus siestas burocráticas, está de regreso. Aunque fue aparentemente exterminado por el Ruelas anterior a la “maleta de lana” (a cada cultivo le llega su Monsanto), lo acaba de resucitar el flamante redentor de Campeche.

Hoy, en el primer movimiento de Alito, Carlos Jelipe fue nombrado magistrado para después colocarlo como Presidente del Tribunal Superior, desde donde ejecutará el acto que le ha dado fama internacional: transformarse en florero.

Otro nombramiento inminente es el del doctor Álvaro Arceo en la Secretaría de Salud, cargo que ya ocupó. No pongo en duda la capacidad del doctor, por lo menos durante su gestión podías vacunar a tu hijo sin problemas. Además, después de Enrique Iván y Cobos Toledo hasta José Menguele sería una mejora sustancial. 

Critico el mensaje: el doctor Arceo es familiar y peón del grupo mediático propietario de Tribuna y Telemar, y fue funcionario con Hurtado y los González Curi, al igual que Carlos Jelipe. 

Ambos nombramientos representan el regreso al pasado, al anacronismo y la irresponsabilidad que, según Alito, iba a combatir. Por si fuera poco, el resto del equipo combinado “Nueva Grandeza” y “Pocas palabras” sólo espera la toma de protesta de Moreno Cárdenas para culiatornillarse again. 

Con lo anterior a cuestas, concluyo: la coreografía sexenal correrá a cargo de dos exgobernadores y el grupo mediático de los Arceo, con Alito como bailarín principal con contrato de seis años. 

Odio tener razón. Hace apenas dos días publiqué un texto donde citaba las descalificaciones de Alito contra sus antecesores y el rosario de promesas para “un mejor futuro” (pueden leerlo en mi página: bestiómetro.blogspot.com), y les conté que sólo estaba marcando su territorio. 

Como en un documental de National Geographic, el mono joven echa de la manada al viejo y, para reafirmar su poder, le avienta trozos de mierda. Pero es sólo una demostración de fuerza porque después del ritual de sustitución los monos siguen haciendo lo mismo.

Transcurridas 48 horas, confirmamos que los que han hecho de Campeche la tierra de la abundancia para unos cuantos, de la mediocridad burocrática para otros, y del atraso y la miseria para la mayoría, vuelven para que todo siga igual. 

Casi todos ellos fueron exiliados por Purux y su Sonora Solidaria, pero no sufrieron gran cosa porque cobraron sus quincenas con puntualidad británica y algunos, como el arquitecto Curi, lograron colarse a cargos de importancia aunque sin el protagonismo de sus épocas de esplendor. Así tenía que ser. La Sonora Solidaria estuvo consagrada al lucimiento de un solista que aprendió a cantar cumbias mientras hacía morcilla. 

Pero eso ya fue. Después del sexenio sabático, los carlosfelipes y arceos y aysas y etcétera se sacrificarán de nuevo por la entidad desde los primeros planos políticos, las ocho columnas y, por supuesto, desde el control presupuestal de las Secretarías, donde están las suburbans, los guachomas, las queridas (os) y el dinero a libre demanda.  

¿Podemos esperanzarnos con estos tripulantes ya muy hervidos? No. Harán lo de siempre. Mono viejo no aprende maromas nuevas. El problema es que no sólo estaremos sujetos a las malas costumbres que ya les sabemos, sino que, para colmo, al frente del gobierno estará un piloto descocado.  

La conjunción es explosiva: robo, ineptitud, burocratismo, irresponsabilidad y un cinismo a prueba de balas, todo bajo la batuta de la vida loca. Mejor viajen a La India, háganse una herida y sumérjanse en el Ganges. 

Ojalá, campechanitos, que la quincena misericordiosa del gobierno, o el dinero que recibieron el día de la elección, les sirva para sobrevivir el suplicio que nos aguarda. 

Como consideré que la metáfora anterior no me quedó del todo chula, la cambio: ojalá, campechanitos, que con la quincena misericordiosa del gobierno, o el dinero que recibieron el día de la elección, puedan comprar muchos, muchos, muchos tubos de gel lubricante soluble en agua o un lote de almorranas de repuesto. 

Nos vemos el lunes.

Besitos.

Tantán.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s