Madreóse, violóse e incendióse




Damas y caballeros: les presento la declaración del año, de la década, del siglo, del milenio. 

Según el Fiscal General de la aldea campechana, Juan Manuel Herrera, la señora Laura Gabriela Yáñez González, de 46 años y trabajadora eventual de Pemex, no fue golpeada, violada, asesinada e incinerada como sospechaban algunos insensatos e informaron los medios de comunicación, sino que ella fue al cementerio de Isla Aguada cargando un bidón de gasolina, cavó la fosa, se desnudó, se madreó, cometió todo tipo de aberraciones sexuales consigo misma, se acomodó en el hueco, se bañó de combustible y se prendió fuego. Caso cerrado.

Liberales y heroicos burócratas: pueden estar tranquilos. La seriedad con la que se realizaron las investigaciones no deja resquicios para el temor o la incertidumbre. La convincente y por demás lógica explicación aportada por el Fiscal, basada en la ya clásica verdad histérica de Murillo Karam, es la prueba irrefutable de que tendremos Entidad Más Segura hasta tres meses después del fin de la eternidad.  

Besitos.

Tantán.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s