Estacionamiento para burócratas rejegos

Estacionamiento.jpg

A 200 metros del palacio de gobierno de la capital hay un estacionamiento exclusivo para burrócratas que permanece semi desierto. La mayoría de ellos prefiere dar vueltas por las microcalles del centro histérico hasta encontrar una rendija donde meterse.

Y es por eso que, durante las ocho horas que se culiatornillan en su escritorio comiendo charritos con chiles jalapeños comprados a meses sin intereses, los burócratas le quitan espacio a los infelices que necesitan ingresar al centro y que, una vez ahí, ven con desesperación cómo se les escapa la vida buscando una zona libre de carruajes burocráticos y del amarillamiento letal, ese que atrae a los policías con sus talonarios de multas y la orden de recaudar, recaudar, recaudar porque Alito necesita nuevas cirugías.

El resultado es una campechanada: mientras la franja izquierda de cada calle intramuros se satura de carruajes burocráticos, el estacionamiento exclusivo para los empleados de gobierno está casi vacío. Recuerden esto cuando quieran explicarse por qué somos el grano purulento refundido en el último rincón del koolo del mundo.

Besitos.

Tantán.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s