La teoría del meado solitario

Edzna.jpg

Tiempo atrás, cuando nuestro Supremo, madre de dragones y teleféricos, iba veloz cual saeta hacia la candidatura presidencial según sus textoservidores, un funcionario federal llamado José Antonio Meade vino a Campeche a visitar las ruinas de Edzná. Alito dispuso que lo acompañaran algunos jóvenes de su cuadra, los secretarios del cambio de chip, y que el guía fuera su sobrino Christian para que empezara a construir relaciones importantes. Cuando llegaron a la zona arqueológica, el Supremo Sobrino se acercó a Meade y le comentó que la mejor manera de disfrutar del lugar era fumándose un churro de mota mientras contemplaban el juego de la pirámide con el cielo. Se alucina bien chido, concluyó. Dicen que Pepe Toño se puso blanco pero no me dijeron por qué, si de la pena, el enojo o el antojo, lo cierto es que demoró bastante en regresar parcialmente a su color.

Hace unos días, Ernesto Castillo Rosado, líder del PRI, exigió desde el congreso del estado un examen antidoping a los candidatos presidenciales y afirmó que el de su partido, Meade, saldría positivo. La paliza fue sistemática y planetaria, cosa normal en tiempos de redes sociales en el que las burradas (y los pellizcos) corren por el ciberespacio con la misma velocidad con la que se volatilizan sin dejar rastro. Incluso en el Tribuna, donde lo veneraban, lo deshilacharon con inaudita saña, pero eso fue porque Ernesto dejó plantada al terror de las búfalas de colonia y sus sobacos radiactivos, Karla Toledo, que rindió su informe como dirigente municipal tricolor sin su presidente adornando el presidium, y eso le dolió en el centro de su vanidad a la amiga íntima y promotora de Karla, la señora Arceo, que algo tiene que ver en el diario más vendido.

Ahora bien, lo de Castillo y el examen antidoping de Meade pudo haber sido un tropiezo cotidiano en alguien que siempre declara en el preciso momento en que tiene la  lengua enchufada con el intestino grueso. Nada más. Pero con la historia de Edzná y el churro de Christian, todo es distinto. ¿Qué tal y lo de Ernesto no fue una idiotez sino una denuncia y, tal vez, una advertencia? ¿Sabe algo que nosotros no? ¿Adán y Eva comían zapote?

Hoy viene José Antonio Meade a Campeche. A las cuatro de la tarde van a encerrarlo en una ratonera tipo Lomas Taurinas, el Circo Teatro Renacimiento. Si una vez ahí Meade escucha “La Culebra” y ve que su equipo de seguridad es vulnerado por un personaje siniestro que porta sonda y recipiente de laboratorio, es porque ese sicario va a practicarle un examen antidoping asesino. El Meado Solitario. Y los fines del atentado son inimaginables porque con los resultados en la mano, el positivo profetizado por Neto Castillo, Alito podría obligar a Meade a cualquier cosa, por ejemplo, a confesar que no estudió su doctorado en Yale sino en la Benemérita René Descartes, lo que colocaría a nuestro Supremo en una posición estelar entre la alineación de tecnócratas que gobierna el país; o podría forzarlo a financiar el costo total de la maqueta del Teleférico, que es el sueño caliente que estremece el cuerpo de nuestro Amado Líder cuando conduce su Ducati de 92 mil euros en sus insomnios campechanos. O desparramando la suerte, el chantaje final: quítate tú, Pepe Toño, para que me ponga yo, o en el país, en el mundo, en la galaxia van a saber que detrás de esa risa encantadora, de esos dientes perlados y labios de rubí, se esconde un motorolo frenético que desde la Secretaría de Hacienda mantuvo e incrementó los gasolinazos porque los elefantes rosados no necesitan combustible.

Nop, Alito no está muerto en la carrera presidencial, carnales. Puede que hoy se juegue su carta maestra y que, con la bendición papal todavía prendada al botox, se le concrete el alucine que parecía inspirado por un churro de Christian: la candidatura del PRI a la grande. Habrá que estar pendientes.

Besitos.

Tantán.

En la imagen: Meade en Edzná (del churro de Christian y de Camelia nunca más se supo nada).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s