Crónicas Carcelarias. Justicia a la Campechana.

justicia corrompida.jpg

Día 18. Sigo en la cárcel por orden de Alito Moreno Cárdenas.

#BestiometroNoSeCalla

El día 18 de octubre del año pasado, en junta de mejor proveer, la juez del Juzgado Tercero del ramo familiar me concedió la guardia y custodia de mi hijo de 8 años. 24 horas después me la quitó.

Un día le bastó a la juez para regresar sobre sus pasos, refutarse por completo y condenarme a ver a mi hijo en un centro de convivencia, como si yo fuera un papá problemático.

Por supuesto, me inconformé con el dictamen del 19 de octubre y me amparé. Gané el amparo hace unas semanas y causó estado. La contraparte no respondió.

Es así como llegamos a las verdes y campechanas praderas del absurdo legal: destruído el mandato del 19 de octubre por el juez federal, queda vigente el del 18 de octubre, así que, en estos momentos yo soy el depositario de la guardia y custodia de mi hijo, pero estoy encarcelado acusado de sustracción de menores por una demanda plagada de anomalías.

Se confirma: en Campeche el aparato de justicia tiene razones que la Justicia ignora, pero que Alito Moreno, ese faraón de cumbia y guarache, prostituye a la medida de sus necesidades, rencores y complejos.

Si estoy en la cárcel porque la justicia me acusa de sustraer a mi hijo, ¿cómo cumplo con la guardia del mismo que la propia justicia me entregó? Misterio.

Besitos custodiados.

Tantán.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s