Informándole a AMLO

amlo.jpg

A las nueve y media de la mañana, Andrés Manuel López Obrador se reunirá con los misteriosos diputados locales de Morena en una de sus primeras actividades de la gira de agradecimiento en Campeche; por supuesto, será una extraordinaria oportunidad para que nuestro líder escuche las razones de sus discípulos sobre el extraño desempeño de la bancada en el congreso.

Será ahí donde el coordinador legislativo Flores y compañía presentarán argumentos para explicar cómo fue que votaron contra sí mismos y a favor de una priista en la conformación de la Mesa Directiva, y por qué regalaron al gobernador Alito Moreno y a sus partidos satélites el control total de las comisiones permitiéndole la mayoría en 24 de las 29, entre ellas las más importantes como Puntos Constitucionales, Finanzas, Control presupuestal y Salud.

Será el momento para que lo ilustren sobre el cambio radical de la prensa campechana, casi toda patrocinada o propiedad de Moreno Cárdenas. Hasta hace unos meses, AMLO era una amenaza para el país y Morena una secta de chairos fanáticos y zarrapastrosos, pero desde hace unos días, al tiempo que quedó establecida la sumisión de la bancada pejista a Alito, cambiaron sus prioridades y depusieron sus aversiones al punto que el coordinador de los morenos, José Flores, es invitado obligado a programas de televisión y de radio, elogiado hasta el vómito por los textoservidores, sus mensajes celebrados en redes sociales oficiales como si fueran maquetas, y sus enemigos los enemigos de esa prensa ministerial. Criticar a Flores es ahora como criticar al gobernador.

Una pregunta: ¿cómo digerir que la enviada de AMLO, Katia Meave, sea víctima de toda la saña de los laydos pero Alito sea intocable?

Será el momento para alegar disparates. Morena es la única fracción que se hospeda en un hotel distinto, que no cuenta con viáticos y alimentos a pesar de que casi todos son foráneos (de Carmen), que no ha recibido el primer pago, el del 9 de octubre, y todo lo anterior no por razones de austeridad sino por acuerdo inconfesable con la Junta de Gobierno para manipular a los legisladores a partir de la necesidad: lealtad a cambio de centavos y otras miserias.

En suma, será el momento para que le cuenten a AMLO cómo Morena se ha convertido en la nueva cortesana del PRI, desplazando a la vieja guardia laydista que nunca se opuso a nada, que nunca enfrentó al gobierno más ridículo y trágico que ha sufrido Campeche y que ni siquiera protestó cuando la prensa independiente reveló que el secretario de Gobierno, Carlos Miguel Aysa, había colocado a su hija en el Instituto Electoral para armar un fraude descomunal que encubriera el repudio popular contra el gobernador y aplastara el crecimiento de Morena en la entidad, fraude que se cumplió con puntos y comas (por cierto, Flores era representante de Morena en el IEEC cuando aquello sucedió); y desplazando también al panismo que, pusilánime siempre, dio en la legislatura pasada muestras excelsas de entreguismo a Alito Moreno, muestras que Flores y su rebaño han igualado en apenas quince días y amenazan con superar ampliamente.

Mañana a las nueve y media los diputados locales de Morena tendrán que exponer justificaciones de peso para que AMLO perdone que en Campeche, donde gobierna el engendro que lo acusó de demente y de haber asesinado a su hermanito de nueve años, sus principios y la prometida Cuarta Transformación hayan sido prostituidos de forma tan grotesca, traicionándolo y traicionándonos.

Besitos.

Tantán.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s