La probable coreografía

dos.jpg

Si se traen ganas desahóguenlas, caraxo, pero no condenen a los campechanos a ser el daño colateral de un enfrentamiento que usa a las instituciones públicas como frente de batalla y tiene como anfiteatro una ciudad de por sí semi destruida por la corrupción, la ineptitud y la improvisación.

Si el Supremo Idiota y el aspirante a yuca prefieren el pleito a la civilidad, que peleen en el callejón que les acomode, solitos, y para ponerle interés que vayan en prenda los fetiches de sus liderazgos: maqueta contra triciclo, máscara de botox contra implantes abdominales, fuentes danzarinas contra volquete hot wheels. Y que ahí, en el callejón, armados con lo natura les dio y no pudo corregir Salamanca, queden selladas sus diferencias, si es que las hay porque, la verdad, a mí todo esto sigue pareciéndome una triste coreografía. Imagínenla conmigo:

Y uno y dos y tres y Alito arma una huelga fallida, quebradiza, para el lucimiento del alcalde, que vence y sale en hombros y aclamado por la multitud. Otro episodio de una historia que inicio hace tiempo.

Eliseo era el elegido para disputar desde la oposición la gubernatura contra el sobrino Christian en 2021, para que Alito jugara todas las cartas. Para eso en las elecciones intermedias el sobrino Christian debía ir a la senaduría, el amigo a la alcaldía y Claudio al sacrificio para ser premiado después. Algo salió mal y el sobrino Christian fue sepultado por el repudio popular contra el goberladrón y el fenómeno Morena. Pero Claudio va como gobernador sustituto, el premio de consolación, y queda Eliseo para luchar en nombre del grupo contra la maquinaria de AMLO (a la que ahora se quiere sumar).

Eliseo contesta virilmente a la huelga y ordena la suspensión de la construcción de obras como el Bazar Artesanal, parque Moch-Couoh, las fuentes danzarinas y alguna otra inutilidad, obras que presentaban atrasos monumentales porque el dinero se “extravió”. Con las suspensiones Alito tiene el pretexto para irse sin encarar su responsabilidad y culpando a Montúfar, y éste se escuda en el reglamento, la ley y otras supersticiones para sustentar su indeclinable respeto al marco legal, signo de los nuevos tiempos.

Crece la popularidad de uno, como en la época de campañas con los audioescándalos y los ataques ridículos de los textoservidores, y encubre su fraude el otro, que no regresará aunque no llegue al CEN del PRI porque sabe que es odiado como ningún goberladrón antes que él.

Luego la policía vial detiene patrullas de Protección Civil del ayuntamiento y también un camión del TUM, al que una grúa arrastra con todo y pasajeros. Eliseo debe salir en unos momentos a victimizarse. Alito, por su parte, espera el lunes, día de la asamblea del PRI, para anunciar el inicio de su campaña por la dirigencia nacional y largarse. Le quedan horas, a uno para consolidarse como el alcalde bueno que lucha contra el sistema y al otro para perpetrar algunas infamias más contra la alcaldía y fortalecer la popularidad de su examigo, y las están aprovechando.

Puede que mi imaginación padezca una inclinación malsana por la teoría del complot, lo acepto, pero de todas formas la canción queda en lo mismo: sea este un conflicto real o una coreografía muy siniestra de Alito y Eliseo para ayudarse mutuamente, el resultado es que los campechanos siguen siendo las víctimas preferidas de sus mandatarios y Campeche continúa imbatible su camino hacia la ruina.

Besitos.

Tantán.

Policía combate quermés

 

liss.jpg

En Champotón hay 25 policías, pero 10 de ellos están asignados permanentemente al Palacio Municipal, caseta de entrada, Finanzas, etcétera, así que son 15 los que resguardan la seguridad de 40 mil habitantes. Para ponerlo en contexto, hay más agentes cuidando la mansión del goberladrón Alejandro Moreno Cárdenas que en toda mi ciudad, la tercera más grande del estado.

En las últimas semanas hemos visto con horror cómo se han incrementado los robos. Opera aquí la dramática conjunción entre el crecimiento desmedido de la delincuencia en el país, que nos está alcanzando, y la inoperancia policiaca que tiene dos razones: el raquítico número de elementos destacados en mi rancho y la disposición para realizar su trabajo, porque si para combatir los robos son bastante apáticos, digamos que se hacen chiquitos, la cosa cambia cuando persiguen polarizados o chips Repuve porque ahí tienen innumerables oportunidades de mordida; entonces sí, hasta parecen integrantes del Mosad.

Alexia Paredes es champotonera y reina del carnaval de Campeche. Para ayudarse económicamente en su reinado la muchacha decidió, junto con su familia, organizar una quermés en el parque principal de mi pueblo el domingo pasado. Para ello solicitó permiso al ayuntamiento con oficio, firmas, sellos y demás, y lo obtuvo.

El domingo hubo quermés. Hubo hasta que oscureció, las luces del parque se encendieron y luego se presentaron buena parte de los 15 policías a apagarlas. No quermés aquí. Órdenes. Arriba.

Nadie sabe qué tan arriba.

Cabe la posibilidad que el boicot haya sido cosa del alcalde, que por ganarse una estrellita con el Supremo Idiota, a quien le debe el cargo, solicitó la intervención de la policía para impedir la celebración de la reina del carnaval de Campeche cuya organización está a cargo de Eliseo Fernández Montúfar.

Cabe la posibilidad también de que la orden viniera del goberladrón Alejandro Moreno Cárdenas, del secretario de Gobierno Aysa o del secretario de Seguridad Pública, que sabrá dios cómo se llama o si existe siquiera. Ellos son los responsables de la policía por aquello del Mando Único y el motivo podría ser el mismo, afectar al alcalde de la capital del estado. Esta versión encaja mejor, incluso podríamos prescindir del líder sindical Bonilla y de la maqueta sin que la historia dejara de tener consistencia.

En cualquier caso, queda en entredicho el alcalde Daniel León, cuya administración dio el permiso para la festividad, y también el gobierno del Estado, responsable de la policía, repito, a quien le ha importado un carajo el auge delincuencial en mi ciudad pero que fue capaz de movilizar a sus 15 mataperros con uniformes y patrullas para aplastar la amenaza global que, supongo, representaba Alexia en su quermés.

Este tipo de excesos deben alarmarnos porque demuestran que nos gobierna un manojo de estúpidos, y que por ser gobernados por un manojo de estúpidos estamos condenados a ver cómo nuestra situación empeorará irremediablemente a menos que entendamos esto: todos estamos en riesgo, y es asunto de todos ganar lo que aislados y desprotegidos hemos perdido frente a los bandidos.

Por lo pronto hoy a las cinco de la tarde, partiendo del parque de San Patricio, marcharemos para exigir a las autoridades el fin de las fábulas numéricas y los discursos felices sobre la entidad más segura y el inicio de los trabajos para garantizar nuestra integridad y la de nuestros bienes. Es a los delincuentes a los que deben maltratar como maltrataron a Alexia el domingo pasado, Champotón y el resto del estado deben ser cuidados con el mismo esmero con el que la policía estatal protege la mansión de 100 millones de pesos del goberladrón Alejandro Moreno Cárdenas.

El horno ya no está para botox.

Besitos.

Tantán.

Imagen tomada del muro Facebook de Liss Mérida.

Duelo de necios

Duelo de caballeros - Ciro Alegría.jpg

EliseoBB (Fernández Montúfar) compartió en la web un video explicando a sus gobernados que se tomaría cuatro días para viajar a los EEUU a una función del Ultimate Fighting Championship (UFC por sus siglas en zapoteco). El anuncio fue un intento del alcalde campechano por treparse a las consultas e informes que AMLO ha puesto de moda, pero fue un intento fallido porque no es lo mismo una consulta sobre un proyecto que puede ser un detonante turístico o un desastre ecosistémico de proporciones incalculables, como el Tren Maya, que solicitar permiso para ir a contemplar machos semidesnudos supurando sangre y testosterona.

Las vacaciones anunciadas por Montúfar habrían sido su primer tropiezo relevante. Ha tenido otros pero ha sabido usar el desastre inacabable que heredó como ruta de escape, además de que le sigue funcionando cargar pico y pala y tragar antojitos en loncherías suburbanas. Pero en el caso del viaje a los EEUU, por primera vez los comentarios negativos se impusieron en redes sociales y tal vez hubiera sido la primera grieta en su popularidad, de no ser por la puntual intervención del goberladrón Alejandro Moreno Cárdenas.

Alito Moreno es un maestro de la estrategia política. De él fue la idea de coronar un evento de su sobrino Christian Castro, entonces candidato al senado, trayendo al cantante Christian Castro, para que por asociación de ideas la gente votara por el homónimo de una celebridad y cantara El gallito feliz. También fue el autor de la campaña mediática contra EliseoBB, incluyendo los audioescándalos, que le costaron a Claudio Cetina una derrota estrepitosa porque, bueno, Claudio no tiene la bendición de llamarse Christian Castro.

Ni Moreno Cárdenas ni sus perros de prensa han entendido que están tan desacreditados que todo lo que atacan se fortalece y todo aquello que elogian se debilita. Si EliseoBB, un tipo torpe cuyo único atributo es su actuación de rey de barrio, se volvió un fenómeno masivo fue por la persecución del textoservicio, contingente que todos relacionan con la más asquerosa prostitución; y viceversa: si Alejandro Moreno Cárdenas es el goberladrón más odiado de la historia reciente de Campeche es, en buena medida, por los elogios desmesurados que recibe a ocho columnas.

Cuando Alito Moreno se percató del desliz vacacional tuvo otro arrebato estratégico: lanzar a sus medios de comunicación y textoservidores contra Montúfar, una novedosa genialidad; y para colmo, poco después el exalcalde Garo Hernández se entusiasmó y también se lanzó con una declaración contra EliseoBB. El resultado fue el mismo que en la campaña política de hace un año: la gente no sólo dejó de criticar al edil sino que se puso de su lado: si de elegir se trata, decían, antes que la transa y la ineptitud de Alito y Garo preferimos la fascinación de EliseoBB por contemplar machos sangrantes.

Con la cruzada de Alito y sus medios pudo haber acabado todo con beneficios para EliseoBB, pero el alcalde es el alma gemela del goberladrón y ambos tienen en las vísceras el epicentro de sus decisiones políticas. Así que si Moreno Cárdenas, en su obsesión por lastimar a Montúfar, lo benefició, Montúfar tenía que corresponder a tamaña infamia con otra barbaridad y se le ocurrió impedir la entrada de la prensa a las reuniones de cabildo, con lo que no sólo atentó contra la libertad de expresión sino que obstaculizó el trabajo de sus principales aliados, los chayoteros oficiales. ¡Tómala, pinchi gober, que a EliseoBB el que lo ayuda, lo paga!

Alito pudo haber dejado así las cosas y salir del juego en el momento en que prevalecía en la opinión pública la intolerancia del munícipe, pero en lugar de eso respondió ordenando que las televisoras a su servicio no trasmitieran el carnaval de Campeche y enviando a Bonilla, del sindicharro Corazón Valiente, a armar huelga en el ayuntamiento.

Con esos dos feroces estoques Alejandro Moreno Cárdenas consiguió que la gente lo acuse de sacrificar una tradición tan querida para los campechanos como el carnaval con tal de aplastar a EliseoBB, y ha sumido al municipio en una huelga que cada día es más costosa para él, porque todos saben que es la mano que alimenta la granja porcícola de Bonilla.

Peor aún, con este paro, castigo que el PRI-gobierno estatal receta siempre a mandatarios de otros partidos, como Ruelas en la capital o Pablo Gutiérrez Lázarus en Carmen, Alito sigue regalando a un alcalde sin brújula, extraviado en las complejidades administrativas del municipio, traicionado por sus limitaciones y su paranoia, el argumento para continuar justificando el desastre de su gobierno a partir de las maniobras perversas del Cuarto Piso. Y con el prestigio que Alejandro Moreno Cárdenas ha construido, ese argumento equivale a un Padre Nuestro.

Veremos la respuesta de EliseoBB, que no debe tardar.

Es probable que Alejandro Moreno Cárdenas y Fernández Montúfar crean que están jugando un ajedrez político de elevadísimo nivel, porque la borrachera del poder es letal para la autocrítica y la humildad, pero la verdad es otra. En realidad parecen dos artríticos jugando piedra, papel y tijera. Y lo que falta.

Besitos.

Tantán.

Imagen tomada de La biblioteca de Juanjo.

La fractura esperada

eliseobb.jpg

Pues bien, resulta que Nelly Márquez acaba de ser destituida como coordinadora de la fracción parlamentaria del PAN en el congreso local y en su lugar quedó Jorge Nordhausen. Era lotería cantada. Si algo caracterizó a los panistas durante el periodo muy ordinario de sesiones que finalizó en diciembre fueron las intrigas, los enfrentamientos, la filtración de información y otros malos modos que, hacia el final del ejercicio legislativo, partió en tercios la bancada de seis diputados.

En octubre pasado, al inicio de los trabajos, la bancada estaba unida en torno a un propósito: convertirse en la oposición sistemática al bloque PRI-Morena construido por Alito Moreno y Aníbal Ostoa, y de esa manera controlar el debate, imponer agenda dentro del recinto y reafirmar ante la opinión pública la idea que el PAN, con Eliseo a la cabeza, era la única oposición real rumbo al 2021. Pero las buenas intenciones duraron poco.

El regateo de las dietas que les impuso el presidente de la Junta de Gobierno, Méndez Lanz, a los diputados panistas y la advertencia de tenían que ir a arrodillarse con Alito Moreno si querían ganar el salario completo más el dinero extra para redondear ingresos, pago de asesores, casas de gestión y otras amenidades, puso en alerta nuclear a los impulsores de la Patria ordeñada y generosa, porque en la biografía de algunos de ellos abundan las negociaciones inconfesables. Los diputados empezaron a verse de reojo, como tahures.

En ese escenario delirante, el arbitro en quien confiaban, su amado líder Eliseo BB, no funcionó. No completó, como había prometido, la dieta de los legisladores pretextando que no había dinero en el ayuntamiento, historia que no les cuadró ni a los diputados ni a los directivos del PAN que saben, de buena fuente dicen, que existen manejos extraños en el municipio, como los cheques diarios por cantidades importantes que presuntamente administra un yucateco de apellido Lago, amigo y patrocinador de Eliseo BB, y que, al parecer, son legitimados por las firmas tanto de la Síndica de Hacienda como de la Tesorera, razón por la que éstas últimas andan con el Jesús en la boca, como si estuvieran en el preludio de una de las peloteras salvajes que se arman en Shootimilco.

A principios de diciembre, la unión en la bancada era precaria pero todavía confiaban en el buen juicio del alcalde para unirlos. Entonces Nelly sacó una carta maestra: empezó el golpeteo contra la empresa fantasma boletinada por el SAT pero contratada por el congreso, cuyo titular era el padre de la rectora de la Universidad Autónoma de Campeche, Cindy Saravia, esposa de Méndez Lanz. Con ese golpeteo Nelly casualmente ayudó al secretario de Gobierno, Carlos Miguel Aysa, quien sí cree que Alito se irá a la dirigencia nacional del PRI, tiene intenciones de quedarse en su lugar y ve en Méndez Lanz a un enemigo fuerte; colaboró, por supuesto que accidentalmente, con los Arceo y sus intentos de regresar a Adriana Ortiz Lanz a la rectoría universitaria, y por último convenció a Eliseo BB, que aborrece a Lanz, de que su lealtad al proyecto BB-2021 era tal que no había vacilado en enfrentarse a Alito y sus alfiles, mientras que otros le condicionaban su apoyo.

Para colmo, después de eso se presentó el proyecto de presupuesto del ejecutivo que, por lo general, representa un ingreso extra de hasta medio millón de pesos para quienes lo voten a favor. En una reunión previa con sus diputados, Eliseo BB fue a predicar contra ese presupuesto que, como es tradición, es un disparate que le quita dinero a áreas prioritarias para continuar el despilfarro en otras, como Secretaría de Gobierno y Comunicación Social. Eliseo BB dijo a sus legisladores que de ninguna manera podían aprobarlo, pero ahí le recordaron que él había votado a favor de esos disparates en dos ocasiones y sólo en diciembre de 2017, cuando se presentó el presupuesto 2018 y ya estaba en desfachatada campaña por la alcaldía, votó en contra. Se acabó.

Seguro de que Bibi y Merck le son completamente leales pero los demás no, agobiado por los mensajes que le confirmaban la traición de Nordhausen y Lolita Oviedo hoy, de Nelly y Pepito Inurreta mañana, de la nueva dirigencia del partido pasado, Eliseo BB decidió. Nordhausen, Oviedo, Pedro Cámara y el PAN quedaron fuera de su proyecto. La respuesta de los excluidos fue la esperada: Nelly quedó cesada hace unos minutos como coordinadora legislativa del PAN.

Eliseo se queda sin partido, con dos diputados seguros y otros dos muy volátiles, y con el MoCi haciéndole ojitos; y el PAN sin su prospecto estrella pero con dos figuras con cierto potencial para el 2021, como Farías en Candelaria, que logró reelegirse a pesar de los 22 millones de pesos que Alito Moreno le inyectó al candidato del PRI en ese municipio, o como Pablo Gutiérrez Lázarus en Carmen, al que le arrebataron la reelección con un fraude descomunal pero que tiene todo para renacer.

Besitos.

Tantán.

A(M)LitO en el tranvía

alitobus.jpg

Ver que AMLO es celebrado en los aeropuertos, donde la gente lo abraza y le pide fotos, bendiciones y milagros, deslumbró a nuestro goberladrón Alito Moreno. De pronto intuyó que algo había causado disturbios en el gusto de la perrada, antes tan propensa a fascinarse con las suburbans blindadas y mandriles armados y ahora subyugada por  la ostentación de la humildad, y entonces quiso ser líder sin ayuda del aparato escenográfico.

Hubo problemas para conseguir un vuelo donde el Supremo Lactante ejecutara su primer acto como Peje subalterno, porque en el aeropuerto local sólo se mueve su avión privado, el matrícula N43PJ, al que ya le cambió el color para confundirnos y no tiene las dimensiones necesarias para albergar a una muchedumbre ganosa de procesión y selfies con el santo patrono. Caraxo.

Pero alguien le aconsejó que fuera a los tranvías, que por estas fechas se llenan de turistas despistados que toman fotos hasta de las paredes sin revoco tipo Infonavit que Salomón Azar cobró como muralla con experiencia en piratas del XVII; y ahí fue nuestro héroe, enfundado en Louis Vuitton y otras marcas caras con las que intenta barnizar al tlahuica que habita su alma y es el culpable de la decoración Art Naco de su mansión de 100 millones de pesos.

Parado en el estribo del tranvía, Alito actuó. No lo abrazó ni el aire. Sólo su equipo de comunicación social y los textoservidores contratados para el evento se esmeraron con las imágenes. Alito y su circo se fueron y el tranvía inició su recorrido. Minutos después, una turista peló los ojos, dejó de mordisquear el popote y su exclamación silenció al guía: “¡Ya sé, ése era el que iba a educar a López Obrador y acabó lustrándole el ganso!”

Besitos.

Tantán.

Atole con el IEPS

 

Lo que sucedió ayer en el Congreso de la Unión fue señal de que los ladridos están sujetos a rectificación, pero el IEPS es inamovible.

Los diputados del PRI, PAN, PRD y etcétera, impulsores en una época no muy lejana de las Reformas Estructurales, entre ellas la Fiscal y la Energética que afianzaron los gasolinazos nacidos del matrimonio entre la Conago y Felipe Calderón, se convirtieron en sucursal de los espartanos de las Termópilas peleando por eliminar lo que ellos mismos aprobaron.

Pero el malvado rey Peje y su aplanadora los masacraron y aprobaron aquello que, en épocas no muy lejanas, rechazaron.

Después de este encontronazo los mexicanos quedamos igual que “endenantes”: el costo de los combustibles no sólo no decrecerá sino que nos llevamos de regalo un incremento (gasolinazo) de hasta 3.44 por ciento para el próximo año, según el presupuesto 2019 presentado por La Cuarta.

El discurso de AMLO y compañía ha cambiado: si durante el sexenio anterior pedían la eliminación inmediata del IEPS porque golpeaba severamente la economía de las familias, ahora lo condicionan a la construcción y rehabilitación de refinerías, argumento que NUNCA ANTES esgrimieron, y prometen que en tres años la baja de precios será una realidad. No lo dudo.

Claro que en tres años los precios disminuirán, CON O SIN REFINERÍAS, porque estaremos en etapa electoral y con ese golpe estratégico más el uso de los programas clientelares AMLO mantendrá el control absoluto de la cámara de diputados, y además, con los expedientes criminales de los goberladrones en la mano y el poder judicial a su servicio, su partido ganará las entidades en juego.

En tanto arribamos a ese tiempo feliz, los mexicanos permaneceremos purgando dos penitencias: los ahora llamados Ajustes Inflacionarios, antes gasolinazos, que, como decía el AMLO candidato, afectan a las familias, y la dolorosa experiencia de ver cómo los legisladores cambian el tono de los ladridos pero mantienen el hábito de destinar sus mordidas más feroces a las víctimas de siempre: nosotros.

Besitos.

Tantán.

Alito sigue volando

palpa.jpg

El jueves pasado, nuestro goberladrón asistió a Villahermosa al reconocimiento que el Tabasco Hoy entregó a Cuauhtémoc Cárdenas, regresó al recibimiento a Enrique Peña Nieto, que vino a despedirse con una auscultación minuciosa de su gran obra en Campeche: los implantes mamarios de nuestro Supremo Idiota (ver foto), y además a supervisar el final de los trabajos de parto de la Avenida Costera, feliz madre de decenas de topes saludables y muy hermosos. Alito también estuvo presente en el último informe de Velasco en Chiapas, que acabó en un tiradero de gas lacrimógeno. Ha ido y venido tantas veces de Toluca que los instrumentos de navegación son innecesarios, los pilotos se guían por el rastro de botox en el aire. Han sido días frenéticos  de innumerables viajes en avión rentado que los campechanos pagamos, me dicen, a razón de 3 mil 500 dólares la hora.

Mientras tanto, durante el gobierno de Alito Moreno la deuda pública del estado se disparó en 168 por ciento: llegó a 2 mil 175 millones de pesos en septiembre de este año; el gasto en comunicación social también se aceleró y roza ya los mil 700 millones de pesos, y lo peor es que la hemorragia empeorará con la obsesión por huir de su fracaso campechano hacia la dirigencia nacional del PRI, sobre todo porque la peregrinación se le está dificultando.

En una confesión a sus amigos, Alito reveló que Gamboa Patrón lo tiene bloqueado, entre otras cosas porque en la asamblea del tricolor del 10 de agosto de 2017, celebrada en Campeche, empujó la reforma antichapulines y humilló al yucateco, que junto con Manlio había hecho del salto frecuente una disciplina a la altura del Cirque Du Soleil. Y para depurar la burla, Alito circuló entre sus cuates un mensaje vía Whatsapp que decía: “Me chingué a los viejitos”; por supuesto, la canallada llegó a los directamente afectados.

Pero, y aquí viene un motivo para sentirnos orgullosos de la campechanidá triunfadora, nuestro Supremo afirmó que a fin de cuentas Gamboa será derrotado porque para comprar la dirigencia nacional del PRI tiene 150 millones de pesos (y se palmeó los bolsillos), y si hacen falta más los pone, qué caraxo, pero lo que no está en duda es que don Emilio se la peletier (galicismo que significa: me la verá durmiendo). Moraleja para los eternos cangrejos campechanos de la cubeta: todo se puede con el esfuerzo de un pueblo que sólo pide maquetas para ser feliz.

Alito vuela.

Besitos.

Tantán.