La fractura esperada

eliseobb.jpg

Pues bien, resulta que Nelly Márquez acaba de ser destituida como coordinadora de la fracción parlamentaria del PAN en el congreso local y en su lugar quedó Jorge Nordhausen. Era lotería cantada. Si algo caracterizó a los panistas durante el periodo muy ordinario de sesiones que finalizó en diciembre fueron las intrigas, los enfrentamientos, la filtración de información y otros malos modos que, hacia el final del ejercicio legislativo, partió en tercios la bancada de seis diputados.

En octubre pasado, al inicio de los trabajos, la bancada estaba unida en torno a un propósito: convertirse en la oposición sistemática al bloque PRI-Morena construido por Alito Moreno y Aníbal Ostoa, y de esa manera controlar el debate, imponer agenda dentro del recinto y reafirmar ante la opinión pública la idea que el PAN, con Eliseo a la cabeza, era la única oposición real rumbo al 2021. Pero las buenas intenciones duraron poco.

El regateo de las dietas que les impuso el presidente de la Junta de Gobierno, Méndez Lanz, a los diputados panistas y la advertencia de tenían que ir a arrodillarse con Alito Moreno si querían ganar el salario completo más el dinero extra para redondear ingresos, pago de asesores, casas de gestión y otras amenidades, puso en alerta nuclear a los impulsores de la Patria ordeñada y generosa, porque en la biografía de algunos de ellos abundan las negociaciones inconfesables. Los diputados empezaron a verse de reojo, como tahures.

En ese escenario delirante, el arbitro en quien confiaban, su amado líder Eliseo BB, no funcionó. No completó, como había prometido, la dieta de los legisladores pretextando que no había dinero en el ayuntamiento, historia que no les cuadró ni a los diputados ni a los directivos del PAN que saben, de buena fuente dicen, que existen manejos extraños en el municipio, como los cheques diarios por cantidades importantes que presuntamente administra un yucateco de apellido Lago, amigo y patrocinador de Eliseo BB, y que, al parecer, son legitimados por las firmas tanto de la Síndica de Hacienda como de la Tesorera, razón por la que éstas últimas andan con el Jesús en la boca, como si estuvieran en el preludio de una de las peloteras salvajes que se arman en Shootimilco.

A principios de diciembre, la unión en la bancada era precaria pero todavía confiaban en el buen juicio del alcalde para unirlos. Entonces Nelly sacó una carta maestra: empezó el golpeteo contra la empresa fantasma boletinada por el SAT pero contratada por el congreso, cuyo titular era el padre de la rectora de la Universidad Autónoma de Campeche, Cindy Saravia, esposa de Méndez Lanz. Con ese golpeteo Nelly casualmente ayudó al secretario de Gobierno, Carlos Miguel Aysa, quien sí cree que Alito se irá a la dirigencia nacional del PRI, tiene intenciones de quedarse en su lugar y ve en Méndez Lanz a un enemigo fuerte; colaboró, por supuesto que accidentalmente, con los Arceo y sus intentos de regresar a Adriana Ortiz Lanz a la rectoría universitaria, y por último convenció a Eliseo BB, que aborrece a Lanz, de que su lealtad al proyecto BB-2021 era tal que no había vacilado en enfrentarse a Alito y sus alfiles, mientras que otros le condicionaban su apoyo.

Para colmo, después de eso se presentó el proyecto de presupuesto del ejecutivo que, por lo general, representa un ingreso extra de hasta medio millón de pesos para quienes lo voten a favor. En una reunión previa con sus diputados, Eliseo BB fue a predicar contra ese presupuesto que, como es tradición, es un disparate que le quita dinero a áreas prioritarias para continuar el despilfarro en otras, como Secretaría de Gobierno y Comunicación Social. Eliseo BB dijo a sus legisladores que de ninguna manera podían aprobarlo, pero ahí le recordaron que él había votado a favor de esos disparates en dos ocasiones y sólo en diciembre de 2017, cuando se presentó el presupuesto 2018 y ya estaba en desfachatada campaña por la alcaldía, votó en contra. Se acabó.

Seguro de que Bibi y Merck le son completamente leales pero los demás no, agobiado por los mensajes que le confirmaban la traición de Nordhausen y Lolita Oviedo hoy, de Nelly y Pepito Inurreta mañana, de la nueva dirigencia del partido pasado, Eliseo BB decidió. Nordhausen, Oviedo, Pedro Cámara y el PAN quedaron fuera de su proyecto. La respuesta de los excluidos fue la esperada: Nelly quedó cesada hace unos minutos como coordinadora legislativa del PAN.

Eliseo se queda sin partido, con dos diputados seguros y otros dos muy volátiles, y con el MoCi haciéndole ojitos; y el PAN sin su prospecto estrella pero con dos figuras con cierto potencial para el 2021, como Farías en Candelaria, que logró reelegirse a pesar de los 22 millones de pesos que Alito Moreno le inyectó al candidato del PRI en ese municipio, o como Pablo Gutiérrez Lázarus en Carmen, al que le arrebataron la reelección con un fraude descomunal pero que tiene todo para renacer.

Besitos.

Tantán.

A(M)LitO en el tranvía

alitobus.jpg

Ver que AMLO es celebrado en los aeropuertos, donde la gente lo abraza y le pide fotos, bendiciones y milagros, deslumbró a nuestro goberladrón Alito Moreno. De pronto intuyó que algo había causado disturbios en el gusto de la perrada, antes tan propensa a fascinarse con las suburbans blindadas y mandriles armados y ahora subyugada por  la ostentación de la humildad, y entonces quiso ser líder sin ayuda del aparato escenográfico.

Hubo problemas para conseguir un vuelo donde el Supremo Lactante ejecutara su primer acto como Peje subalterno, porque en el aeropuerto local sólo se mueve su avión privado, el matrícula N43PJ, al que ya le cambió el color para confundirnos y no tiene las dimensiones necesarias para albergar a una muchedumbre ganosa de procesión y selfies con el santo patrono. Caraxo.

Pero alguien le aconsejó que fuera a los tranvías, que por estas fechas se llenan de turistas despistados que toman fotos hasta de las paredes sin revoco tipo Infonavit que Salomón Azar cobró como muralla con experiencia en piratas del XVII; y ahí fue nuestro héroe, enfundado en Louis Vuitton y otras marcas caras con las que intenta barnizar al tlahuica que habita su alma y es el culpable de la decoración Art Naco de su mansión de 100 millones de pesos.

Parado en el estribo del tranvía, Alito actuó. No lo abrazó ni el aire. Sólo su equipo de comunicación social y los textoservidores contratados para el evento se esmeraron con las imágenes. Alito y su circo se fueron y el tranvía inició su recorrido. Minutos después, una turista peló los ojos, dejó de mordisquear el popote y su exclamación silenció al guía: “¡Ya sé, ése era el que iba a educar a López Obrador y acabó lustrándole el ganso!”

Besitos.

Tantán.

Atole con el IEPS

 

Lo que sucedió ayer en el Congreso de la Unión fue señal de que los ladridos están sujetos a rectificación, pero el IEPS es inamovible.

Los diputados del PRI, PAN, PRD y etcétera, impulsores en una época no muy lejana de las Reformas Estructurales, entre ellas la Fiscal y la Energética que afianzaron los gasolinazos nacidos del matrimonio entre la Conago y Felipe Calderón, se convirtieron en sucursal de los espartanos de las Termópilas peleando por eliminar lo que ellos mismos aprobaron.

Pero el malvado rey Peje y su aplanadora los masacraron y aprobaron aquello que, en épocas no muy lejanas, rechazaron.

Después de este encontronazo los mexicanos quedamos igual que “endenantes”: el costo de los combustibles no sólo no decrecerá sino que nos llevamos de regalo un incremento (gasolinazo) de hasta 3.44 por ciento para el próximo año, según el presupuesto 2019 presentado por La Cuarta.

El discurso de AMLO y compañía ha cambiado: si durante el sexenio anterior pedían la eliminación inmediata del IEPS porque golpeaba severamente la economía de las familias, ahora lo condicionan a la construcción y rehabilitación de refinerías, argumento que NUNCA ANTES esgrimieron, y prometen que en tres años la baja de precios será una realidad. No lo dudo.

Claro que en tres años los precios disminuirán, CON O SIN REFINERÍAS, porque estaremos en etapa electoral y con ese golpe estratégico más el uso de los programas clientelares AMLO mantendrá el control absoluto de la cámara de diputados, y además, con los expedientes criminales de los goberladrones en la mano y el poder judicial a su servicio, su partido ganará las entidades en juego.

En tanto arribamos a ese tiempo feliz, los mexicanos permaneceremos purgando dos penitencias: los ahora llamados Ajustes Inflacionarios, antes gasolinazos, que, como decía el AMLO candidato, afectan a las familias, y la dolorosa experiencia de ver cómo los legisladores cambian el tono de los ladridos pero mantienen el hábito de destinar sus mordidas más feroces a las víctimas de siempre: nosotros.

Besitos.

Tantán.

Alito sigue volando

palpa.jpg

El jueves pasado, nuestro goberladrón asistió a Villahermosa al reconocimiento que el Tabasco Hoy entregó a Cuauhtémoc Cárdenas, regresó al recibimiento a Enrique Peña Nieto, que vino a despedirse con una auscultación minuciosa de su gran obra en Campeche: los implantes mamarios de nuestro Supremo Idiota (ver foto), y además a supervisar el final de los trabajos de parto de la Avenida Costera, feliz madre de decenas de topes saludables y muy hermosos. Alito también estuvo presente en el último informe de Velasco en Chiapas, que acabó en un tiradero de gas lacrimógeno. Ha ido y venido tantas veces de Toluca que los instrumentos de navegación son innecesarios, los pilotos se guían por el rastro de botox en el aire. Han sido días frenéticos  de innumerables viajes en avión rentado que los campechanos pagamos, me dicen, a razón de 3 mil 500 dólares la hora.

Mientras tanto, durante el gobierno de Alito Moreno la deuda pública del estado se disparó en 168 por ciento: llegó a 2 mil 175 millones de pesos en septiembre de este año; el gasto en comunicación social también se aceleró y roza ya los mil 700 millones de pesos, y lo peor es que la hemorragia empeorará con la obsesión por huir de su fracaso campechano hacia la dirigencia nacional del PRI, sobre todo porque la peregrinación se le está dificultando.

En una confesión a sus amigos, Alito reveló que Gamboa Patrón lo tiene bloqueado, entre otras cosas porque en la asamblea del tricolor del 10 de agosto de 2017, celebrada en Campeche, empujó la reforma antichapulines y humilló al yucateco, que junto con Manlio había hecho del salto frecuente una disciplina a la altura del Cirque Du Soleil. Y para depurar la burla, Alito circuló entre sus cuates un mensaje vía Whatsapp que decía: “Me chingué a los viejitos”; por supuesto, la canallada llegó a los directamente afectados.

Pero, y aquí viene un motivo para sentirnos orgullosos de la campechanidá triunfadora, nuestro Supremo afirmó que a fin de cuentas Gamboa será derrotado porque para comprar la dirigencia nacional del PRI tiene 150 millones de pesos (y se palmeó los bolsillos), y si hacen falta más los pone, qué caraxo, pero lo que no está en duda es que don Emilio se la peletier (galicismo que significa: me la verá durmiendo). Moraleja para los eternos cangrejos campechanos de la cubeta: todo se puede con el esfuerzo de un pueblo que sólo pide maquetas para ser feliz.

Alito vuela.

Besitos.

Tantán.

El goberladrón del año

valores.JPG

¿Cuánto nos costó la portada de esta revista de “distribución gratuita”? Nos costó parte del cataclismo del sistema de Salud, es decir, hospitales destrozados, desabasto de medicamentos, reducción de la plantilla de médicos y enfermeras, equipos inservibles que ni son reparados ni tampoco sustituidos, ambulancias sin combustible, incertidumbre, sufrimiento y muerte.

Nos costó un porcentaje del catálogo de obras inútiles, onerosas e inacabadas porque el dinero fue robado, gastado en las campañas políticas que resultaron un fracaso descomunal para el Gobernador del Año, o desperdiciados en comunicación social y esto último se traduce en primeras planas repletas de elogios grotescos, editoriales Pay Per View donde Alito Moreno no es Calígula sino Julio César, y portadas de revistas como esta, donde la justificación del chayo es el retoque de Photoshop que encubre aquello que olvidó el botox.

Nos costó una fracción del saqueo brutal con el que Alito intenta sobrellevar las frustraciones del adolescente pobre que fue, obligado a lavar los coches de sus amigos ricos para que lo sacaran a pasear y a romperse la madre por ellos porque la lealtad del jodido siempre es bien apreciada por el junior.

Hace cuatro años, la portada de esta revista costaba 35 mil dólares, siempre y cuando sus enviados fueran a ofrecértela; si tú los buscabas, el precio llegaba a los 45 mil dólares. Alito debe haberlos buscado, porque en su enloquecida campaña para ubicarse como prospecto a la dirigencia nacional del PRI paga para aparecer donde sea. Y actualizando costos pongamos que ahora son 50 mil dólares por el honor de ser nombrado Lo Que Sea del Año. Al tipo de cambio de hoy este chiste malo nos salió un millón 8 mil 105 pesos.

Pero falta algo. El gasto diario de Alito en elogios para sí mismo es de millón y medio de pesos, por tanto, además del desembolso a la revista para que su frente lisa como sus ideas luciera encantadora en “distribución gratuita”, los campechanos erogamos 491 mil 895 pesos más para que los medios locales y textoservidores difundieran la buena nueva: la entidad con la peor economía y la tasa más alta de desempleo, donde la mitad de la población no gana lo suficiente para comprar la canasta básica y la delincuencia sólo es combatida con cifras maquilladas en Comex, es decir, la entidad saqueada, empobrecida y enferma que habitamos, tiene al Gobernador del Año. Felicidades.

Besitos.

Tantán.

Salud cae, Alito vuela

 

vuelos.jpg

 

Lo que ha hecho Alito Moreno con el Sector Salud es inhumano y criminal, aunque usted está en todo su derecho de agregar el adjetivo más cercano a su corazón. Hoy por la mañana me llegó un reporte desde el Hospital de Especialidades. Esta vez no fue la escasez de medicamentos, la ausencia de médicos o el inservible sistema de climatización y su consecuencia lógica: el calor metalúrgico que todo lo pudre. Esta vez fueron los análisis clínicos: están corriendo las citas quince días porque en el hospital no tienen tubos de muestras.

La solución que propone el personal a los pacientes es un testimonio de misericordia burocrática: aguántense. Por desgracia, las enfermedades son renuentes a respetar la voluntad de sus anfitriones y a sujetarse a horarios de oficina, fechas de inventario y de entrega de proveedores. La única solución es recurrir a un consultorio particular, pero aquí nos metemos en otro conflicto.

Campeche, madre querida de marinos audaces y valientes (el himno debe ser una parodia), es una ruina. Es la peor economía del país y el reino del desempleo donde el 70 por ciento de sus habitantes no gana lo suficiente para comprar la canasta básica. Con ese antecedente, el saqueo y descuido del sistema de Salud, que es la única esperanza de los campechanos despojados y empobrecidos para lidiar con los males del cuerpo, es una monstruosidad.

Y mientras la tragedia continúa, nuestro Supremo Idiota, Alito Moreno, tiene dos meses viviendo en la Ciudad de México pero regresando a menudo para rebuznar los temas que son pase automático al bostezo universal. Para sus visitas se traslada en su jet Hawker matrícula N822TM, cuya renta, operación, mantenimiento y demás nos cuesta a todos, incluyendo a los que agonizan en el hospital.

Les van algunos datos: el tanque de combustible se llena con 7 mil litros de gas cuyo precio por litro está en los 18 pesos, más o menos. En total, 126 mil pesos; claro, hay que repostar en cada parada, lo mismo cuando viaja a Toluca que cuando cambia el plan de vuelo súbitamente y se va a los Estados Unidos de shoping.

El horario de operación de los aeropuertos es de 7 a.m. a 7 p.m., arribar antes o después tiene un costo por concepto de Extensión de servicio de mil 749 pesos/hora.

Sobre el mantenimiento y la renta de la aeronave es poco lo que hemos podido conseguir, la información la tienen guardada a piedra y lodo. Pero va a caer. En tanto, saquen cuentas del pago mensual con estos números proporcionados por la página de López Dóriga: (la renta de) “un avión privado para cuatro personas de la capital del país a Cancún tiene un costo de 20 mil 600 dólares, alrededor de 390 mil pesos, lo que representa un costo de casi 98 mil pesos por persona.”

Ahora bien, la razón de sus frecuentes viajes a la Ciudad de México es, de nuevo, la ilusión de llegar a la dirigencia nacional del PRI, y como lo hizo antes, cuando deliraba con ser candidato a la Presidencia, está invirtiendo todo el dinero posible en su imagen. El derroche es aberrante.

Del primero de octubre de 2015 a septiembre de 2018, Moreno Cárdenas ha gastado en publicidad oficial mil 610 millones de pesos. Es grave el tiradero y lo peor es que ha empeorado en los últimos meses: de julio a septiembre, en el intento de hacerse pasar como amigo íntimo del presidente electo, AMLO, Alito desperdició 102 millones de pesos.

Así, el gasto diario promedio en comunicación social es de un millón 500 mil pesos. Sí, un millón 500 mil pesos cada 24 horas. Para ponerlo en perspectiva, eso equivale a:

5 mil pibipollos. 2 mil 500 cenas navideñas. 125 mil tacos al pastor. 18 mil 292 salarios mínimos. Un millón 212 mil 611 hemodiálisis para quienes no tienen Seguro Popular. Kilómetro y medio de calle pavimentada. 10 casas de interés social.

Ayer, Alito publicó un video para solidarizarse con las protestas contra la CFE. Veamos el tamaño de su solidaridad. Si el consumo promedio en Campeche es de 650 kWh y el costo del kW es de 1.05 pesos, el pago bimestral por familia es de 682 pesos. En esos mismos 60 días el despilfarro de Alito sería de 90 millones de pesos, con los que le alcanzaría para pagar el recibo de 131 mil 965 hogares. Según INEGI, en el 2015 habían en todo el estado 244,299 viviendas. ¿Apagón de protesta? Ajá.

Y por último, con el millón y medio que quema día a día en autoelogios podría comprar 652 mil 173 tubos de muestras para análisis clínicos que tanta falta hacen en el Hospital de Especialidades, pero las PRIoridades de Alito vuelan en sentido contrario a la sensatez y a la más elemental humanidad.

Besitos.

Tantán.

Según los datos proporcionados por un laboratorio particular, el paquete de 100 tubos de muestras cuesta entre 185 y 230 pesos. Tomando la última estimación, cada tubo sale dos pesos con 30 centavos. Si los 900 mil campechanos necesitáramos hacernos análisis, el costo total sería de 2 millones 70 mil pesos.

Los números sobre el gasto en publicidad de Alito pueden encontrarlos aquí: https://www.pagina66.mx/alito-derrocha-1610-millones-en-publicidad-en-3-anos/

El costo de renta de aviones privados, aquí: https://lopezdoriga.com/vida-y-estilo/precio-renta-avion-privado-en-mexico/

Imagen tomada de pagina66.mx

La culpa es de los enfermos

hospitles.jpg

Hace unos días, el diputado panista Pepe Inurreta dejó de pensar por un momento en los 124 mil pesos de dieta legislativa y subió a la tribuna para proponer un punto de acuerdo solicitando la presencia del secretario de Salud, un pan sin sal de apellido Rodríguez. La finalidad, dijo Pepito, era hacerle al funcionario algo así como 124 mil preguntas sobre la catastrófica condición de los hospitales campechanos.

El punto de acuerdo viajó a comisiones, zona criogénica. La exhumó ayer la mesa directiva durante la sesión rete ordinaria para informarle a Pepe que el punto de acuerdo había sido cambiado en comisiones, lo que supone una violación a la Ley Orgánica.

Un punto de acuerdo se aprueba o no, pero no puede ser modificado.

Y la modificación consistió en que el secretario no comparecerá para responder por la situación del sector Salud que está más fea que el disparate alado de color verde anémico que el goberladrón Alito Moreno colocó en el malecón. En lugar de eso, los legisladores se reunirán con Rodríguez en el hospital María del Socorro Quiroga de Ciudad del Carmen para realizar una inspección y jugar pashaques.

Pero la joya del punto de acuerdo modificado es que, en las líneas finales, los diputados afirman que también la población es responsable del mal estado de las instalaciones de Salud porque se enferma. Por tanto, lo procedente es crear conciencia en los campechanos para que ya no lo hagan, ya no se enfermen, y así dejen de acudir a las clínicas donde solo causan destrozos, al parecer.

El nuevo punto de acuerdo fue votado a favor por 28 diputados, incluyendo a los de Morena. Las intenciones son claras: traspapelar el asunto, transferir culpas, preservar la ruina hospitalaria y ahogar en la indiferencia criminal el sufrimiento y la muerte. El pueblo bueno y sabio, que Morena representa, tendrá que hacer mucha conciencia si no quiere ponerse punto final en sanatorios que son rastros.

Y ahora que digo Morena, recuerdo que la diputada Taje de Escárcega propuso hace una semana la creación de dos Comisiones, la de Búsqueda y la de Ayuda a Víctimas, para trabajar en los casos cada vez más numerosos de desapariciones y feminicidios que la Fiscalía local registra como accidentes o suicidios, artimaña burocrática para evitar que la república se entere de que aquí también las están matando y que la negligencia policiaca participa con entusiasmo en el exterminio.

La propuesta fue enviada a comisiones.

Con el antecedente del punto de acuerdo de Pepito, desbravado para proteger al sistema, ya sabe a qué se atiene, diputada Taje. Sus comisiones también serán desdentadas para proteger al goberladrón y al rete asqueroso fiscal estatal.

Y no se raje, diputada Taje (aje aje aje), cuando sus propuestas sean devueltas con las adecuaciones necesarias para que gobierno y homicidas permanezcan impunes y las víctimas sigan siendo envilecidas, que si usted votó a favor de culpar a los enfermos del desastre de todo el sistema de Salud, le toca probar una sopa de su propia miseria porque, tristemente, fue esa lógica burocrática que evade responsabilidades y criminaliza inocentes lo que usted avaló el día de ayer.

Besitos.

Tantán.