fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Brevestialidades

Brevestialidades, julio/2011

22/julio/2011

Querido diario:

Me da mucho gusto que hayan enviado a Ana Martha Escalante al PRI y que se le mencione ya como una de las posibles candidatas a la presidencia municipal. Lo digo en serio, diarito incrédulo.

Puedes echarme en cara que no hay mucho que decir de ella. La presunción de aprobar leyes que coadyuven (nótese el verbo gonzalezcuriano) al bla bla bla es una celestial caballada; ahí tenemos la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que ha servido, tristemente, para lo mismo que el famoso Código de ética para Servidores Públicos que rubricó Purux: seguimos sobre la media en cuanto a violaciones y Fernando pasea en el yate de su secretario de gobierno mientras en tierra firme se multiplican las historias de corrupción justa y solidaria.

Tampoco me conmueven las muestras de sencillez de Ana Martha, sus giras por barriadas de mala muerte y los publicitados desvelos por los que menos tienen, que no son otra cosa que las poses y el insustancial baño de pueblo de siempre.

Pero me alegra su excursión al PRI porque es otro paso para consolidar una carrera política . Ana Martha tiene que llegar muy alto, ahí donde pueda vengar las repetidas burlas de Sarmiento y demás achichincles contra su hermano Gabrielito Escalante, el “supersecretario que no tiene presupuesto”. Burlas toleradas, festejadas, alentadas por Fernando contra el “pobre cabrón que se cree asesor”, y cuyos orígenes son el resentimiento y los complejos sociales.

Porque no hay de otra, tendrá que sacar la casta para detener a esta manada que descubrió el agua tibia reciclando las enseñanzas de Carrillo Zavala, que enjuagaba sus rencores plebeyos empleando en cargos de pacotilla a personalidades de rancio pedigrí, tan sólo para zurrarse en ellos cotidianamente.

Lo repito, querido diario: me da un gusto enorme que Ana Martha ingrese a la lucha política grande porque alguien tiene que vengar a Gabriel, y de paso a los campechanos, de tanta sabandija que arribó al gobierno de la mano de Fernando.

15/julio/2011

Ayer por la tarde mi sobrino Carlos ingresó a Champotón feliz de la vida. Iba rumbo a Mérida a comprar productos para su negocio, que él no tiene la dicha de sacrificarse por el pueblo desde un cargo público. Pero al pasar por el monumento a Sansores Pérez, justo donde topes, reductores de velocidad y baches conviven en paz y armonía, lo detuvo la policía estatal. No era para menos, su vehículo tiene placas de Tabasco.

Por si no lo saben, en el Campeche de Fernando Ortega un ex gobernador tabasqueño puede ser un buen socio para los negocios del poder, pero un vehículo con placas de Tabasco, o de cualquier otro Estado, es motivo de persecución.

El policía le pidió sus documentos: licencia y tarjeta de circulación, como se acostumbra es estos casos, y le dijo que había violado el reglamento de tránsito completito, cometido los 7 pecados capitales y faltado a los 10 mandamientos. “Estás en un pedote, güero”, le advirtió, “la multa por las infracciones es como de 10 salarios mínimos y el salario mínimo anda como en 90 pesos”.

La solución mágica para arreglar todo era el pago de una mordida de 400 pesos, “es más barato y no te metes en problemas”, de lo contrario mi sobrino tendría que ir a las oficinas de la policía para pagar la multa y tramitar la devolución de su licencia, “y vas a perder todo el día, güero”.

El güero decidió dejarle su licencia recién expedida en Tabasco, que el policía tomó de mala gana y tiró en el asiento de la patrulla poco antes de marcharse pegando un quemón de llantas.

Al día siguiente mi sobrino pagó su multa, 200 pesos, y le regresaron una licencia que no parecía la suya. La habían raspado para quitarle el plástico con el holograma, dejándola inservible. Se quejó y ahí lo tuvieron, de un lado para otro, hasta que un achichincle del comandante, después de revisar la fecha de expedición, le ofreció entregarle otra radicada en Champotón.

Mi sobrino regresó a su tierra con 200 pesos menos, el pago de una infracción inventada; una licencia nueva expedida en Champotón y, lo más lastimoso, todo un día perdido en trámites burocráticos, horas que pudo haber invertido en su negocio que, por cierto, no le da lo suficiente como para comprar un yate de 5 millones de pesos como el del secretario de Gobierno de Fernando Ortega. Y todo esto porque su vehículo tiene placas de Tabasco pero él no se apellida Andrade.

11/julio/2011

Cuquear al tigre: dícese de la actividad que consiste en rascar frenéticamente los huevos del animal hasta que te conviertas en Niño Contralor.

Real Academia.

Primero fue “Crecer para que la gente gane”, luego “De menos a más”, y ahí nos hubiéramos quedado si no llega Ernesto Cordero y demuestra que don Fernando Ortega nos había tenido engañados con el cuento de los recortes federales, porque esa revelación puso a Ruelas como lechón en horno y tuvo la mala ocurrencia de exigir el dinero birlado.

Como entre gitanos no se vale la buenaventura, don Purux respondió virilmente al desacato del alcalde con esta frase: “No cuquen al tigre”, que ya lo instaló en el Salón de los Inmortales, justo entre “Ni empinado quedó bien” de Herculano Angulo y “Yo salvé a Campeche” de don Antonio González Curi.

“No cuquen al tigre”, eslogan que marca una nueva era en la mercadotecnia y en el diccionario político campechano.

Como siempre en Bestiómetro, donde la vanguardia es el sello de la casa, hemos diseñado un catálogo de 25 frases relacionadas con la obsesión de don Fernando por sentirse tigre cuqueado, que deberán ser memorizadas por los políticos con aspiraciones metacuqueables.

Las frases:

  1. Al que madruga, Dios lo ayuda (a cuquear al tigre).
  2. El que nace para tigre, del cielo le cae quien lo cuque.
  3. Dime con quién cucas al tigre y te diré quién eres.
  4. Tigre que no has de cuquear, déjalo correr.
  5. Cuquéame, cuquéame mucho, como si fuera esta noche la última cuqueada.
  6. El buen cuqueador, por su tigre empieza.
  7. Quien siembra cuqueadas, cosecha tigres encabronados.
  8. A otro tigre con esa cuqueada.
  9. En casa del cuqueador, tigres de palo.
  10. Casi todos sabemos querer, pero pocos sabemos cuquear.
  11. Cuqueando espero al tigre que yo quiero…
  12. No cuquearás al tigre en vano.
  13. Cuquearás al tigre como a ti mismo.
  14. El que con cuqueadores anda, a cuquear se enseña.
  15. Si cuqueas, no manejes.
  16. Cuqué, fui cuqueado, el tigre acarició mi faz…
  17. Muerto el cuqueador, se acabó el tigre.
  18. Al que le venga el tigre, que lo cuque.
  19. Cuquear de lejos, felices los cuatro (tigres).
  20. A todos nos acostumbramos, menos a no cuquear.
  21. El que por su gusto cuquea, hasta a su tigre lame.
  22. El respeto al tigre ajeno es cuquear en paz.
  23. Dicen que por las noches nomás se le iba en puro cuquear…
  24. Mi cuquear en chinampa en un tigre escondido.
  25. Qué fue primero: el tigre o el cuqueador.

Bonus track:

  1. Para cuquear al tigre se necesita… ¡fuaaaaaa!

10/julio/2011

El viernes pasado, con el truculento título “Furioso, Salomón Azar no dice si va a pagar”, el Tribuna continuó castigando a su villano favorito, el exgobernador que, según la leyenda urbana, ha sido el único que dejó de aportar los dos millones de pesos mensuales en riguroso efectivo que cuesta el silencio de los que sí saben de periodismo.

La nota contiene las descripciones de siempre: que si el gobernador iba desaliñado, que si miraba de reojo a los reporteros de Tribuna y buscaba el momento oportuno para correr hacia la sala de última espera, que si sudaba a mares a pesar del aire acondicionado, que cuando le preguntaron sobre si va o no a pagar la indemnización a Organización Editorial del Sureste pasó de la palidez a la furia y sus ojos amenazaron con abandonar sus cuencas, que si tomó sus maletas y las arrastró como presidiario, etcétera.

Pero nada dice Tribuna de lo que respondió en realidad Salomón a esta última pregunta, salvo que balbuceó algunas cuántas frases contra el director de Tribuna Jorge González Valdez.

Aquí les tengo la transcripción de lo que dijo en realidad Jorge Salomón Azar García:

“A mí me gustaría saber que va a hacer el González Valdez con la conducta de su hijo que se vio implicado en hechos muy violentos el fin de semana pasado; que al parecer está acusado de instigación, de daño a propiedad ajena, lesiones, entre otras, y que también el transparentara su conducta y la de su familia, creo que con eso le respondo”.

De última hora:

¿Saben qué contestó González Valdez a esto? Con un recuadro en las profundidades de la primera plana titulado Daño moral, que dice lo siguiente:

“¿Ahora son los hijos, además de la familia, tu objetivo? La memoria registra muchos de tus ilícitos y aún más los archivos. Tú dices si los abrimos”.

Y recuerden: No cuquen al Tigre a menos que estén acompañados de un adulto.

08/julio/2011

Querido diario:

Que Fernando Ortega declaró que la tenencia es un tributo imprescindible para financiar obras de infraestructura. ¡Oh, cómo friegas! Eso dijo, maldito diario escéptico: “La tenencia es un tributo imprescindible para financiar obras de infraestructura”; yo sólo transcribo, así que no me mires como si fuera retrasado mental.

Ahora que tienes razón, bendito diario escéptico: algo no cuadra. Saquemos cuentas:

Si lo que se recauda por concepto de tenencia son alrededor de 150 millones de pesos anuales, y lo que Ortega Bernés paga a los medios de comunicación son más o menos 170 millones de pesos también anuales, ¿de dónde sale para financiar obras de infraestructura?

¿Para qué tantas vueltas si el asunto está más que claro? Pagamos tenencia para ser burlados con información manipulada a partir del contubernio entre medios y gobierno, es decir, pagamos para ser engañados.

¿Obras de infraestructura? Los celestiales aguacates que os adornan, querido diario.

Pero eso dijo el hombre que en el 2003 juraba querer a Campeche.

Y nomás porque no tengo tiempo, pero te encantará saber que no somos tan pobres como quiere hacernos creer Fernando Ortega, al contrario, nuestro presupuesto es bastante más abundante que el de otras entidades federativas y no obstante, misteriosamente, a ellos si les rinde, a nosotros no y hay una sobrepoblación de funcionarios estrenando yates.

El lunes te cuento, querido diario; no seas impaciente.

Poscriptum:

Por cierto, Tribuna sigue sin tocar a Ruelas y para desviar la atención anda madreando a los Azar. Habrá que preguntarle al presidente municipal, a Ruelitas, si ya hubo arreglo y de cuánto fue, y qué sucedió con su juramento de no desviar dinero de los campechanos para pagar chantajes.

Ah, diarito de mis recelos bien fundados, más pronto cae un hablador que un príncipe del lechón.

06/julio/2011

Querido diario:

Ayer, en conferencia de prensa, Ernesto Cordero reveló que la Federación no ha recortado sus aportaciones a Campeche, al contrario, éstas han aumentado históricamente desde 2006. Con eso, Cordero desmintió la cantaleta, también histórica, del gobernador Ortega Bernés contra la perversidad federal.

Y ayer mismo aseguré, querido diario, que quién sabe qué caballada publicarían hoy los medios locales para respaldar a Fernando, después de la zarandeada de perro bailarín que le recetó Cordero.

Para mi sorpresa, no fue así. Salvo Tribuna, los demás periódicos se comportaron a la altura.

El Sur, la nota de mi paisano Oliver Pacheco (saludos) titulada: “Participaciones federales se han incrementado al Estado”, no sólo reseñó la declaración de Cordero sino también sus contradicciones, como por ejemplo negar haber venido a realizar proselitismo cuando por la noche finalizó su gira con una reunión con simpatizantes.

En Crónica, la nota titulada “Cordero niega injusticia fiscal para el Estado” detalla, incluso, para qué ha servido el dinero de la Federación: “los recursos que han llegado a Campeche se han duplicado, lo que le ha permitido construir en parte su política social con avances muy notables, construyendo hospitales de tercer nivel que son verdaderamente de vanguardia y los mejores a nivel nacional, generado mejores condiciones de atención a la salud de los campechanos. Además, están en ejecución obras de infraestructura para conectar de mejor manera al Estado con la Península de Yucatán”.

El único medio, querido diario, que desapareció a Cordero y su declaración y presentó al gobernador como un indómito luchador por la justicia fiscal fue Tribuna. Checa esta declaración que le imputan a Ortega Bernés: “La voz y el sentimiento de Campeche a la Federación, es que se requiere de actos justicieros y solidarios”.

Tal vez el control de daños por parte de Purux se concentró en ese diario por ser el más leído de Campeche, el más influyente, es decir, el que tiene idiotizados a los liberales y heroicos patriotas. Fue ahí donde diseñaron un mundo virtual donde Cordero nada dijo del aumento de las aportaciones y en cambio Fernando Ortega se fajó las enaguas y le dijo en plena jeta que hace falta justicia solidaria.

Y no dudo que la estrategia les dé resultado, querido diario. Aquí la apatía corre pareja con la credulidad.

En fin. Ah, y tantán.

05/julio/2011

Querido diario:

Que los recortes con los que la Federación, maldita perra, castigaba a Campeche, la cantaleta preferida de nuestro gobernador, no son otra cosa que una puesta en escena y bastante mala, al parecer.

El encargado de despedazar esta obra de teatro ha sido el propio secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, y paradójicamente confirmó la nota don Fernando Ortega, que estaba junto a él pero no dijo nada ni se puso la mano en el corazón ni abrazó a nadie ni dio besitos a quien se dejara ni dijo “Estamos pendientes” ni un caraxo.

Pero vamos despacito, diarito chismosón. Como parte de su precampaña para la Presidencia, Cordero visitó Campeche el día de hoy y asistió a una conferencia de prensa en el Centro de Convenciones Siglo XXI, en la que estuvo acompañado por el mismísimo don Fernando Ortega.

Ahí, la reportera de Proceso, Rosita Santana, dijo a Cordero que el gobernador campechano se queja amargamente de los recortes criminales que la Federación, maldita perra, impone a Campeche, pero el secretario de Hacienda la desmintió y de paso, ay dolor, dejó como mentiroso a Ortega Bernés, porque aclaró que el presupuesto de Campeche ha venido creciendo históricamente desde 2006.

Incluso, Cordero comparó cifras y reveló que mientras en 2006 Campeche recibió 6 mil millones de pesos, este año ingresaron a las arcas estatales más de 13 mil millones.

Don Fernando Ortega que, repito, estaba ahí juntito, pudo haber refutado a Cordero y de paso exigirle justicia para Campeche, sonsonete que nos receta casi a diario en los medios locales, pero se limitó a quedarse callado y sólo echó una mirada asesina a Rosita, como diciéndole: “¡Tú no le das valor a Campeche!”.

La verdad es que era un secreto a voces. El presupuesto ha crecido, es muy cierto, pero no alcanza porque el gobierno anterior dejó una deuda casi impagable, porque se gasta demasiado en medios de comunicación para continuar engañando a los campechanos con el cuento de que vamos requetebién, y porque los funcionarios justos y solidarios están robando con tal frenesí que ya vemos a los Curi como unos pobres diablos sin ambición.

Una vez evidenciada la patraña, sólo me resta recurrir a Bob Marley: “Puedes engañar algunas personas algunas veces, pero no a todos todo el tiempo”, querido diario.

01/julio/2011

Querido diario:

mentiras
Confirmado: Ruelas ya no es el enemigo numero dos del Trifulca (el número uno es Salomón y es inamovible). La edición de hoy puede servirnos como informe balístico.

Según el periódico, Ruelas dijo que el 70 por ciento de las calles de Campeche están afectadas por los aguaceros de la onda tropical número 4, y como se esperan más precipitaciones, la situación empeorará; dijo que en tiempos de lluvia no hay alcalde que caiga bien a la ciudadanía; y dijo por último que las calles de la ciudad datan de hace 40 años y nadie le dio el mantenimiento requerido.

Fue un largo y brutal suicidio declarativo que tuvo sin cuidado a los tribuneros; ellos, tan quisquillosos en otra época para buscarle tres pies a Ruelas, dejaron pasar sus palabras sin echarle en cara que es un inepto, un negligente, un mentiroso, un pobre taquero, el príncipe del cuerito, incluso un enfermo mental, como lo calificaron en cierta ocasión.

Imagínense: hace dos semanas Ruelas dijo que no había terminado los trabajos en Ah-Kim-Pech porque el gobierno del Estado no había cumplido su parte, y por el atrevimiento los tribuneros lo prendieron del cuello y no lo soltaron por varios días. ¿Y ahora?

Me parece que es oficial: Ruelas tomó aquel juramento de nunca desviar dinero del pueblo para pagar a “los chantajistas de siempre”, lo enrolló, lo sujetó firmemente de la empuñadura y se lo retacó en el horno de lechón tostado.

Y lo peor es que su estrategia es la adecuada porque se acercan tiempos electorales, Carlitos ya le agarró sabor al hueso y, al fin y al cabo, en este pueblo sin memoria y acomodaticio, querido diario, quién recordará de aquí a tres días que Ruelas y Trifulca alguna vez fueron enemigos.

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...