fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Brevestialidades

Brevestialidades noviembre/2011

16/noviembre/2011

Querido diario:

La semana pasada, el Gobierno Solidario que encabeza Fernando Ortega entregó 51 mil pares de zapatos a niños de escasos recursos a través de “Pasos solidarios”, programa al que se destinaron casi 5 millones de pesos (4.7 para ser exactos).

La faceta caritativa de Fernando obligó a sus colaboradores a twittear frases políticamente correctas, excreciones del más depurado analfabetismo funcional que aquí resumo: “La sonrisa de los niños estrenando zapatitos solidarios es lo más mejor y rete bonito y maravilloso y divino y luminoso y adorable y extraordinario del universo entero, dimensiones paralelas y fases históricas”.

Pero esta escenografía de gobierno misericordioso, que Fernando y sus animalitos han intentado construir una y otra vez, encuentra siempre un martillo que la demuele y convierte en broma sombría. Un ejemplo.

Ica, empresa que se hizo cargo del proyecto Playa Campeche que pertenecía a los Novall, pagó al Ayuntamiento de Champotón la cantidad de 21 millones de pesos por concepto de Catastro en 3 abonos de 7 millones de pesos cada uno. Por lo menos así lo establecen los recibos existentes, único rastro de un dinero que, créanlo o no, se esfumó.

La desaparición de esos 21 millones de pesos motivó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública, que en estos momentos audita al municipio para saber qué sucedió; trámite inútil. Todos aquí sabemos a dónde fue a parar ese dinero y sabemos también que, cualquiera que sea el resultado de las pesquisas, no habrá culpables.

La desproporción es dolorosa: Xico evaporó una cantidad que representa cuatro veces lo invertido en zapatos para 51 mil niños de escasos recursos. Con estos antecedentes es muy poco probable que funcione demagogia alguna, a pesar de que nuestro pueblo sea tan susceptible a las cursilerías de los gobiernos piadosos. Triste caso el de Fernando, querido diario, cuyos intentos de transformarse en Evito Perón se estrellan siempre contra una realidad infranqueable: la justicia solidaria no resiste la voracidad de sus propios precursores.

10/noviembre/2011

Querido diario:

Hace unos días, Fernando Ortega anunció que su gobierno entraba en periodo de austeridad y por tanto varios programas de asistencia social serían anulados, pero dejó bien claro que la justicia solidaria no dejaría de sacrificarse un sólo segundo por el pueblo campechano y bla bla bla bla. Uniendo dicho al hecho, Fernando Ortega trajo otra vez a Alejandro Cacho.

Alejandro Cacho es el titular de un programa de radio llamado Panorama, desde el cual despedaza sus cuatro temas favoritos: Andrés, Manuel, López y Obrador. Ha estado por aquí para conducir el debate de candidatos a gobernador del 2009 y contratado por Sedico para deslumbrar con su sapiencia a los emprendedores campechanos (oximoron).

En una de esas ocasiones, me contaron, Alejandro, además de su pago y las comidas, apergolló tal cantidad de souvenirs que fracturó las finanzas de Comunicación Social y ya no hubo con qué atender a los periodistas locales que cubren las giras del gobernador por la Entidad. Pero así es esto, es necesario el sacrificio de los tundeteclas apestosos a pan de cazón con tal de que nos ilumine un comunicador de verdad.

Además, la moda de éste gobierno es intoxicarnos con elenco capitalino, entre los que destacan la Chapoy y su Sonora Oligofrénica, featuring Daniel Bisogno.

Pues bien, he aquí que así como a la Francia pre-revolucionaria le cayó su María Antonieta, a los campechanos pre y post austeros se nos apareció Alejandro Cacho, el martes, para trasmitir su programa desde el Carmen. Después la cosa se puso media turbia, ignoro de qué destrezas se valió para no desaparecer para siempre en un bache de la isla, pero la buena noticia es que llegó sano y salvo a Champotón, donde fue invitado a comer por el gordo Uribe y su familia en agradecimiento por haber entrevistado a David Uribe sin necesidad de traductor.

A Cacho le gustó tanto la comida en casa de Uribe que el miércoles, en su programa trasmitido ya desde Campeche, agradeció a sus anfitriones y alabó el camaroncito champotonero que ahí le sirvieron, especie protegida cuya captura está penadísima. Si a esto agregamos que Uribe papá se dedica al negocio de la pesca y su hijo David es secretario estatal del ramo, podríamos sospechar que ahí hay un trasfondo terrible. Pero bueno.

Ese mismo miércoles, por la tarde, Alejandro se embutió en La Pigua, donde Francis lo trató como es habitual, y después regresó a México, creo. Si todavía anda por aquí, da lo mismo.

Dada la austeridad anunciada por Fernando Ortega, me gustaría saber cuánto costó la visita de Alejandro Cacho, con todo y sus tristes homilías contra el Peje, para hacer las sumas y restas y establecer con precisión cuántos programas sociales podrían haberse pagado. Como dice Manuel Ramos, querido diario, gobierno y austeridad son mutuamente excluyentes.

09/noviembre/2011

Querido diario:

La noche del 3 de noviembre atestigüé un hecho extraordinario: el noticiero de Telemar, que por tradición es la sala de tormentos de Ruelas, reveló la pereza del Ayuntamiento de Champotón y trasmitió algunas imágenes de las fosas mortales que se multiplican en las calles.

Y mi pasmo se prolongó hasta el día siguiente, cuando el Trifulca publicó una declaración de algún líder de alguna causa ciudadana de Champotón, que puso a Xico como palo de gallinero porque no pone un pie en el Ayuntamiento, lo que es muy cierto: para seguirle el rastro hay que buscar las facturas de Liverpool, Sears y demás almacenes de prestigio además de hoteles, restaurantes y etcétera de Mérida, donde se pasa buena parte del tiempo.

Me pareció extraño que los tribuneros descubrieran, de repente, que Ruelas no es el único alcalde inepto en el Estado, pero algo es algo, pensé. Ojalá esto ayude a corregir un poco nuestra desgracia.

Mi esperanza duró hasta el domingo. Muy temprano leí Expediente y disfruté la ráfaga letal que le dedicaron a Xico, pero la cosa cambió por la noche cuando conversé con un informante que me aclaró las cosas.

La situación del Ayuntamiento es tan dramática que sólo alcanza para pagar a sindicalizados, y eso con tal que no hagan plantones, pero no para el resto de los trabajadores eventuales, de confianza, aviadores y mucho menos para medios de comunicación. Esa era la razón del fusilamiento. Ah, pero Xico había hecho un esfuerzo para ponerse al día y estaba por solucionar el problema. Muy probablemente, me dijo mi informador, la ráfaga de hoy sea la última carga contra nuestro alcalde.

En efecto: los ataques de los tribuneros cesaron milagrosamente, desaparecieron los baches, se esfumó la pereza del Ayuntamiento, y hoy miércoles una nota demuestra el buen entendimiento que ya existe: habla del arranque de la campaña Teletón y tiene una foto de Alma Rosa en la que, por increíble que parezca, sonríe. Por cierto, me dijeron que el vestido que lució la primera dama en ese evento era de los buenos, mínimo Liverpool.

Querido diario: otra vez Ruelas será el único alcalde inepto de Campeche.

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...