fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Aysa: los desvaríos del gobernabuelo

Escucho en una estación de radio una entrevista con Carlos Miguel Aysa, al que le preguntan si pretende reelegirse y contesta que no, que es un hombre de leyes y no piensa en eso, y nos da su palabra.

Escucho en una estación de radio una entrevista con Carlos Miguel Aysa, al que le preguntan si pretende reelegirse y contesta que no, que es un hombre de leyes y no piensa en eso, y nos da su palabra.

Que un hombre de leyes, entre ellas la que impide la reelección, dé su palabra para que sea creíble que no quiere eternizarse en el cargo, es un disparate, pero por desgracia es el menor en esta comedia. El mayor es el aparato mediático y de gobierno que palpita detrás de los desafueros mentales de Carlos Miguel. Me explico:

El gobernador, éste y los de antes, es el dueño sexenal de los medios de comunicación. Del dinero público se mantienen los periódicos, televisoras, estaciones de radio y ahora portales que viven para humedecer los sabañones del mandatario. Elogios y encubrimiento a cambio de chayos. Por tanto, si los medios han filtrado el rumor de una posible reelección de Aysa, es porque él lo ordenó. Si hubo entrevista y le preguntaron sobre el tema, es porque lo exigió. Aquí la cosa ya pinta mal, pero se pone peor.

Una vez soltado el rumor y recogido el testimonio del interesado, viene la medición en el gobierno de las reacciones a la noticia. ¿Salieron los campechanos a matar cochino para celebrar la buena nueva de la reelección? ¿Los liberales y heroicos patriotas se arrancaron las ropas, se echaron cenizas en la cabeza y prometieron no correr carnaval por el delirio senil del que quiere permanecer como gobernabuelo? Porcentajes, números, gráficas y los mercadólogos y sus estrategias para acercar al anciano a su sueño.

En paralelo vemos crecer el número de textoservidores que, de pronto, encuentran nuevas virtudes en Aysa. Es un estadista, claro, pero no nos habíamos fijado que también es hermoso como un atardecer y viril como león en el Serengueti; es todo bondad y carisma, sin contar que su dentadura es tan fuerte y brillante que hasta parece postiza, y eso se debe a que el líder tiene reservas probadas de calcio para muchos años. Los textoservidores con trayectoria descubrirán que su desempeño está transformando Campeche como lo hizo Alito; los de reciente ingreso lo impondrán como transformador único. El bombardeo será inclemente.

Habrá rastros hasta en las paredes de los baños públicos: “Aysa sí puede (cagar)”. Y ese festival continuará hasta que la realidad lo aplaste porque Carlos Miguel no se reelegirá. Podrá comprar a la bancada de Morena para que junto a la del PRI intenten alguna maroma constitucional, a fin de cuentas los hijos de Layda y Animal Ostoa han probado que su lealtad absoluta es al gobierno estatal y no a los postulados de AMLO; podrá intentar desfiles, mítines, desplegados y destripar cumbias moviendo el sobaco, pero su destino está sellado y a mediados de 2021 le corresponde regresar a la mediocridad que es su zona de confort.

De hecho, el destino del PRI está signado: irá como tercero en discordia para dividir el voto, o en alianza con Morena con un candidato señalado por el dedo tabasqueño y aprobado por Layda, o como quieran en Palacio Nacional, pero el caso es que el tricolor, el dinero del gobierno del estado y su control de los organismos electorales estará al servicio de AMLO, porque para eso tienen a Alito hincado con una extensa investigación de sus bienes y los de sus familiares, y lo mismo Aysa y demás.

No obstante, mientras esa realidad llega veremos el derroche del precandidato y gobernabuelo Aysa y medios que lo acompañan, recursos que debieran emplearse en combatir la agonía económica que vive la entidad pero que, en cambio, irán a parar a las cuentas de los empresarios mediáticos y de mercadólogos trepados en este tren sin rumbo. Por ejemplo, en el presupuesto 2020 sólo hubo 55 millones para Desarrollo Económico, en cambio 234 millones de pesos se destinarán para resaltar la imagen de Carlos Miguel.

Será extenuante la refriega que se nos viene encima en los próximos meses, por desgracia. Y lo peor es que todos sabemos que el emperador va en pelotas, pero tendremos que soportar la avalancha de primeras planas, programas y publicaciones de textoservidores intentando convencernos de que desnudo y toda la cosa, el preciso todavía tiene las carnes firmes como cuando era mozuelo.

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...