fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

BarrabAysadas

El conflicto es aberrante: el responsable de la política interior, el brazo de gobierno que actúa directamente en las votaciones y, lo sabemos, no siempre con limpieza, tiene en un cargo de primer nivel del órgano electoral al fruto de su vientre. Este tipo de excesos son la definición académica de pueblo bananero.

Como saben, Rosita Santana denunció en Proceso el conflicto de intereses entre en Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC), donde Karla Vicenta Aysa Nakasima es Jefa del Departamento de Presidencia, y la Secretaría de Gobierno Estatal, donde su papá Carlos Miguel fatiga sus días pensando en la morena Trinitaria del millón de pesos.

El conflicto es aberrante: el responsable de la política interior, el brazo de gobierno que actúa directamente en las votaciones y, lo sabemos, no siempre con limpieza, tiene en un cargo de primer nivel del órgano electoral al fruto de su vientre. Este tipo de excesos son la definición académica de pueblo bananero.

Lo anterior debería ser condenable per se. No hay argumento racional que admita la presencia de padre e hija en organismos que por lo general terminan enfrentados porque el gobierno es el principal delincuente electoral, a menos que el propósito sea unirse en la planeación, desarrollo y consumación de un fraude.

Pero nuestras autoridades son especialistas en defender causas perdidas con argumentos ridículos. ¿De qué liana se colgó Carlos Miguel para defender esta fechoría? Ronnie Aguilar de Página Abierta lo cuestionó en ese sentido y la respuesta fue: “Desde antes que yo llegara, (Karla) estaba ahí, no le pueden quitar sus privilegios”.

En eso tiene razón el buitre decrépito, su nombramiento se efectuó en 2015 mientras que el de su hija fue en 2014, pero investigaciones recientes han revelado que antes de que Karla Vicenta llegará al IEEC ya era su hija.

Tampoco funciona el pretexto de que Karla ya estaba en el IEEC cuando su papá fue humillado en Palizada. Por un lado, ella no tenía en ese entonces el poder que tiene ahora en el instituto, y por el otro, la verdad es que Carlos Miguel es un leproso en su propio pueblo, por eso nunca le habían dado la candidatura y cuando por fin la consiguió, le ganó Pedro Ayala. Pedro Ayala, imagínense.

El encumbramiento del papá ha alterado el funcionamiento del IEEC. Antes del 2015, la presidenta del consejo Mayra Fabiola Bojórquez era la que tomaba las decisiones, pero el nombramiento de Carlos Miguel la transformó en un adorno parlanchin que se toma fotos levantando la mano en las sesiones, cuanta historias infantiles a la prensa y Karla manda.

Uno de los dos Aysa debió haberse excusado del cargo por elemental decencia, y no obstante prefirieron ejecutar su rutina de nado sincronizado en un charco de lodo y con eso han descalificado, desde ya, el proceso electoral local.

Esto nos lleva a preguntarnos: ¿dónde están los directamente afectados, los partidos políticos que le disputan el poder al PRI? Si recientemente les enseñaron en Coahuila y Edomex que el único obstáculo entre ellos y el triunfo es la trampa, ¿por qué Manuel Zavala y Yolanda Valladares no se han levantado en armas contra el “Conflicto Aysa”? ¿Por qué Anibal Ostoa, que desde el 97 ha sido triturado sistemáticamente por la maquinaria priista, no ha usado ni su experiencia ni la sagacidad que le atribuye Layda Sansores para detectar que hay algo raro en todo esto? ¿Será que sufre el síndrome de Estocolmo? Sí, ya sé, me parezco a la pulga que le preguntó a otra: ¿habrá vida en otros perros?

Si los lideres opositores tienen negociaciones con el gobierno y de ahí la complicidad, allá ellos. Perdiendo ganan, me dice un amigo. Eso sí, cuando sobrevenga la derrota yo estaré a su lado, sobre todo de los morenos, para que al llamado a no aceptar los resultados, a la resistencia civil y al repudio nacional contra el gobierno espurio, yo les conteste: ¡Ays(t)á, se los dije!

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...