fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Caín y Abel

El martes 12 de febrero don Antonio González Curi regresó a las andadas mediáticas, esta vez en Telesur. Entrevistado por mi amigo Tomás Zapata, el ex preciso disertó aquella noche de cuanta cosa se le atravesó por la mollera: de John Lennon y Bob Dylan, de Vasconcelos y la Nueva Grandeza, del discurso anterior al 2 de julio del 2000 cuando aseguró que sacaría a patadas a Fox y que, dijo, jamás pronunció…

El martes 12 de febrero don Antonio González Curi regresó a las andadas mediáticas, esta vez en Telesur. Entrevistado por mi amigo Tomás Zapata, el ex preciso disertó aquella noche de cuanta cosa se le atravesó por la mollera: de John Lennon y Bob Dylan, de Vasconcelos y la Nueva Grandeza, del discurso anterior al 2 de julio del 2000 cuando aseguró que sacaría a patadas a Fox y que, dijo, jamás pronunció; y de otras cuestiones rete bien bonitas pero inofensivas, que en boca de una personalidad del calibre de don Antonio, convirtieron aquello en algo peor que una entrevista “ligth”: una entrevista innecesaria.

Durante su sexenio de gloria, González Curi fue sota, caballo y rey de Campeche y pobre de quien se atreviera a disputarle reflectores. Pero a cuatro años y medio de colgar la guayabera y la Nueva Grandeza, se niega a respetar la distancia que él mismo exigió a sus antecesores. Tal vez su afán protagónico sea más fuerte que los dictados de la sensatez; tal vez cree que sus apariciones fortalecen las ambiciones políticas de su hermano el arqui o tal vez (hay tanta perversidad en la política), ya sabe de los numerosos damnificados de su gobierno que esperan la oportunidad de cobrarse afrentas y está escenificando la adaptación de un pasaje bíblico: aquel donde Caín mata al arquitecto con una quijada de Víctor Méndez.

Besitos.

Tantán.

Escrito Por
Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar...

Bestiometro

Los mensajes son falsos, está claro. Lo grave de todo esto es que...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Toda felicidad que no provenga del alcohol es ficticia. De ahí la maravillosa Semama Santa que pasé y su consecuencia: una cruda exponencial que...