fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Cirrosis sí, topes no

Leo en un diario que mi alcalde, Daniel León, y su tesorero se han gastado más de un millón de pesos en parrandas y amor de alquiler en el complejo turístico AakBal, y mi primera reacción es de enojo. Otra vez la historia del tipo al que el poder vuelve loco, pienso, y cuyo final sabemos de memoria: tres años más de atraso para mi pueblo.

Leo en un diario que mi alcalde, Daniel León, y su tesorero han gastado más de un millón de pesos en parrandas y amor de alquiler en el complejo turístico Aak-Bal y mi primera reacción es de enojo. Otra vez la historia del tipo al que el poder vuelve loco, pienso, y cuyo final sabemos de memoria: tres años más de atraso para mi pueblo.

Pero después reconsidero y encuentro que tal vez no sea tan malo que Daniel haya tomado el camino de la perdición con cargo al erario, porque si nos atenemos a lo que entiende por obra pública, cada peso que se pasa por la garganta y por su zona erógena es un tope que no se instala, y aun así ya son tantos los montes de chapopote en las calles de la ciudad que su multiplicación parece cosa del coronavirus.

AMLO dice que la larga noche neoliberal nos convirtió en seres egoístas e indiferentes al dolor ajeno, y en este caso le doy la razón: me declaro neoliberal, fifi y conservador. Fuchicaca conmigo. Pero la verdad es preferible que Daniel pague sus excesos con una cirrosis feroz o con unos champiñones herpéticos y no que el sistema de amortiguación de mi carro quede despedazado en una seguidilla de cumbres homicidas, porque lo que le suceda a mi auto me toca pagarlo completito, en cambio los gastos para curar la crisis hepática o adquirir hectolitros de penicilina serían saldados con el dinero y el esfuerzo del pueblo que, unido y con beca del bienestar, jamás será vencido.

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...