fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Consejos para un líder enfermo

Ahora que AMLO, nuestro Lutero del Platanar, está enfermo, creo que debe dejar de sacrificarse por México unos minutos e invocar uno de esos latigazos de inspiración, tipo rifa-no rifa del avión presidencial, para tomar la mejor decisión sobre su salud. Por ejemplo, me parece apremiante que retorne a los Detentes!, esos poderosos amuletos que, junto con la manipulación de cifras, resultaron tan útiles durante la pandemia; y es imprescindible que exija la atención exclusiva del doctor Gatell, sólo así el Fraile de la Austeridá volverá a ser una fuerza moral y no de contagio.

Por supuesto, si el doctor lo considera prudente puede asesorarse con los médicos cubanos que, según consta en todo el mundo, tienen algunos contratiempos para poner una inyección o establecer diferencias entre una aspirina y un mapa hidrográfico, pero son capaces de extirpar males tenaces como la libertad cantando salmos castristas sobre el Hombre Nuevo, La Patria Grande, Yanquisgohome y Presidente, danos dinero y nosotros reprimimos, salmo este último que tiene un éxito fantástico en Venezuela y ha salvado a Maduro de varias afecciones en el tejido social.

Suplico también que ni se les ocurra hacerle pruebas a nuestro Glorioso Pontífice de los Ríos porque no sirven, y que en caso de que, dios no lo quiera, acuda al quirófano, que los cirujanos no usen cubrebocas porque tampoco funcionan y no son indispensables.

Por lo demás, para aliviar el hipotiroidismo del santito de Palacio es forzoso untarle vaporub a las tlayudas, y para la angina de pecho nada mejor que acompañar el mondongo con unos tecitos de yerba de Sinaloa con soundtrack de Chico Che, procedimiento infalible que no ha sido aprobado por ninguna instancia médica, por supuesto, pero yo tengo otros datos. La gota es terca, una tortura inquisitorial, pero ayuda mucho a sanarla el mismo recurso que nos enseñaron en La Mañanera para combatir al bicho asiático: no mentir, no robar y no traicionar.

Ahora bien, en caso de que el Azote del Conservadurismo necesite un ventilador entonces sí vamos a derrapar en seco, porque el Conacyt fabrica unos muy chafas y para colmo ahí están más que ocupados entre la persecución a científicos y las marchas forzadas para que la vacuna Patria quede lista en cuanto llegue la vigesimoséptima ola de covid.

Pero siempre hay una respuesta para el que persevera. Por ejemplo, instalarle al Querido Jefe un ventilador impulsado con trapiche, que no sólo resolvería el conflicto sino que, en manos de Epigmenio, sería un trancazo propagandístico: el blanco impoluto del hospital, el Hombre Colosal de Macuspana tendido en su gloria, la pintura de Bartlett sobre un nopal devorando un panel solar, el molino milenario, el campesino con tarjeta del bienestar, la mula también con tarjeta del bienestar, y atrás de los medidores de signos vitales, asentado sobre piedras y harto carbón, un anafre que le dé punch al concepto, todo reunido en una gráfica que sería el resumen total de la 4T.

En el tema de las medicinas no hay peter en el ejido: las que urjan a nuestro Totoposte Milagroso pueden surtírselas en cualquier clínica del IMSS o del ISSSTE, esas embajadas noruegas que AMLO ha construido en Las Mañaneras para gozo de su feligresía y enojo de los opositores que, atrapados en la realidad, no tienen ni la imaginación ni la fe para verlas.

Que nuestro Herodes Tropical salga con bien de esta es el deseo de millones de mexicanos, de rusos y ucranianos que lo ven como la única esperanza. Que se reponga ya y no les dé gusto a los fifis neoliberales que andan festejando su enfermedad, malditos insensibles, diciendo que les viene como anillo al dedo.

Besitos sanadores.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...