fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Crimen de estado

maxresdefault.jpg
La exesposa de Alito Moreno es enemiga de Campeche. Es decir, doña Claudia Arceo se contagió de zika y lo publicó en redes sociales, y con eso cumplió, de forma magistral, los requisitos para que el gobernador le lance un selfie embrujado y después corra a jugar un partido de fútbol en Dzibalchén para impulsar el progreso de la entidad.

No sólo eso. En su publicación, doña Claudia Arceo revela algo escalofriante: a pesar de que el diagnóstico médico demostró que estaba enferma de zika, en su expediente en la clínica asentaron que se trataba de un posible caso de dengue y nada más; y como reclamó, le confesaron que nada podían hacer: “Es que así lo manejamos”.
La traducción del lenguaje burocrático es fácil: alguien ordenó maquillar cifras para ocultar la dimensión del desastre, y esa orden se está cumpliendo en todas las instituciones de salud incluyendo las particulares, como la Clínica Campeche, donde atendieron a la señora Arceo.
Es un consuelo perverso: si no hay datos sobre el zika en los informes de la Secretaría de Salud, entonces la plaga no existe en Alitolandia y todo se reduce a un chisme de agitadores. Con eso el payaso mitómano queda feliz, pero su felicidad es tragedia colectiva.
El zika está más allá de un brote de influenza estacional, rotavirus o, incluso, una epidemia de chikungunya como la del año pasado. El contagio durante el embarazo provoca microcefalia y otras deformaciones congénitas en el feto, y en niños de hasta tres años también causa daños cerebrales irreversibles.
En este caso, el maquillaje para respaldar la alucinación del Campeche del progreso no es un juego, no es un intrascendente ilusionismo numérico, no es una nota al pie en el anexo estadístico del próximo informe. Es un Crimen de Estado.
Y no pasará mucho tiempo para que veamos el resultado de los datos trucados, el silencio de los medios y el cinismo de Alito Moreno: madres dolientes y niños marcados por una enfermedad que, por orden gubernamental, nunca existió.
Besitos tristes.
Tantán.
img_1948
 

Escrito Por
Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

Los mensajes son falsos, está claro. Lo grave de todo esto es que...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...