fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Crónicas Carcelarias. Obras Monumentales, salvación del PRI.

bazarartesanal.jpg

Día 39. Sigo encarcelado por orden del gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas.

El bazar artesanal debió haber sido entregado, con todo y prórroga, el 15 de diciembre del año pasado, y ahí sigue, sin avanzar ni un milímetro, honrando el sexenio del Supremo Idiota donde todo se comienza, nada se termina, pero el gobernador gasta 3 mil millones de pesos mas de lo presupuestado en 2017 sin que nadie sepa a ciencia cierta en qué.

Las obras “monumentales” también están detenidas: el segundo piso de la Av. Gobernadores, la ampliación de la Av. Costera (que ya causó algunos muertos), el parque Moch Couoh y la Unidad Deportiva en Carmen. Para la construcción de esas barbaridades el goberladrón Alito Moreno solicitó un crédito de casi mil millones de pesos que ya fue aprobado y entregado, pero que, evidentemente, no se está aplicando en los ornamentos para una entidad difunta.

Parálisis, dinero extraviado, desabasto en hospitales, baches. Tiempos electorales. Deben estar muy mal los candidatos del PRI para que el gobierno haya decidido desviar todos los recursos, incluyendo el de las edificaciones que nos han presentado como el pasaporte a un futuro idílico, para darle vida artificial a Claudio Cetina, un candidato que de tan simple es intragable; a Oscar Rosas en Carmen, que goza de la maldición de haber votado por la Reforma Energética a la que los isleños achacan su tragedia económica; a José Luis Arjona, perdón, a Daniel León en Champotón, y con mencionar al titiritero todo está dicho, a Cristian Castro Bello, el sobrino que Alito quiere hacer senador y después gobernador para multiplicar en familia las mansiones de 100 millones de pesos, las motos, las Suburbans blindadas retacadas de guaruras y, en fin, todos los delirios de un junior tardío que no tuvo papi que le pagara esos lujos, pero que ahora tiene el dinero de los campechanos para afrontar la crisis de los cuarenta como el fresa que nunca pudo ser a los veinte.

A los mil millones de pesos para santuarios faraónicos súmenle los mil 290 millones que Moreno Cárdenas ha pagado, según transparencia, a los perros de presa de los medios de comunicación para que desbaraten a mordidas al candidato del PAN a la alcaldía campechana, Eliseo Fernández; al munícipe de Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, y a todo aquel que se interponga en el plan genial del payaso mitómano que vomita maquetas.

Obras inútiles, el pretexto ideal para solicitar un préstamo monstruoso e invertirlo en el triunfo de una horda de inútiles que continúen con el saqueo y la frivolidad que, al parecer, los marineros audaces y valientes disfrutan en grande.

Mil millones de besitos (a pagar en veinte años)

Tantán.

#BestiometroNoSeCalla

Escrito Por
Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...