fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

El altruismo de Alito

¿Por qué Alito crea un fideicomiso? Porque es una figura legal nebulosa, inembargable, inauditable, protegida por el secreto fiduciario, especialmente diseñada para el desvío y el robo impune.

La mayoría de ustedes deben conocer ya el llamado de Alito para apoyar un fideicomiso promovido por el PRI, cuyos recursos se usarán para adquirir insumos destinados al personal médico que combate al Covid (si no saben de qué les hablo, pueden revisar mi TL).

De ese llamado me sorprenden dos cosas.

La primera es la paradoja: el mismo personaje que, fascinado con las montañas de dinero fácil que financia la corrupción, saqueó al sector Salud de Campeche convirtiendo los hospitales en rastros públicos, zonas de muerte y sufrimiento de donde desaparecieron hasta las aspirinas, ahora invita a equipar a médicos y enfermeras conmovido por la crisis epidemiológica y se dice orgulloso de la solidaridad de los mexicanos.

Lo segundo es el conocimiento que tiene Alito de su misma especie. En el video, la invitación para colaborar con el fideicomiso la hace a sus compañeros de partido, pero aclara que el dinero será coordinado por siete personas de la sociedad civil, con lo que, supongo, quiere ahuyentar toda sospecha de fraude.

Que un contingente externo tenga que vigilar las cuentas del PRI a petición del propio líder del PRI es el reconocimiento de que en el país de los priistas el tuerto es cleptómano.

Ahora bien, pasada ya la aduana de las sorpresas, lo que queda es lo cotidiano. ¿Por qué Alito crea un fideicomiso? Porque es una figura legal nebulosa, inembargable, inauditable, protegida por el secreto fiduciario, especialmente diseñada para el desvío y el robo impune.

Tan es así que AMLO acaba de terminar con cientos de fideicomisos creados durante los pasados tres sexenios, donde se “administraron” cientos de miles de millones de pesos en la más infame turbiedad.

Al fideicomiso de Alito caerá mucha lana para probar ante la sociedad la capacidad de convocatoria del líder del PRI y, además, para enjuagar dinero propio o de los amigos, comisión aparte.

Una vez inflado el fideicomiso, entrarán las comercializadoras, esas tan de moda en Campeche en los últimos tiempos, propiedad casi siempre de los propios gobernantes mediante prestanombres y que le venden o le rentan al estado desde un alfiler hasta un hipopótamo alienígena. Ahí se comprará Alito el equipo médico, a sobreprecios y sin regatear consigo mismo, porque la emergencia sanitaria no permite dilaciones.

Y luego el fin de fiesta: la entrega. Alito, médicos y enfermeras, discursos, lágrimas, reporteros y medios tradicionales y digitales, y toneladas de publicidad pagada para deslumbrar al país con los afanes solidarios del PRI, la capa de botox que esconde oportunismo, simulación y lavado de dinero.

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...