fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Eliseo vs. Eliseo, fake to fake

Regresemos a la entrevista. El alcalde declaró que es mentira, que él no se irá hasta que cumpla los compromisos contraídos con la ciudadanía y bla bla bla, pero que últimamente ha estudiado la ley electoral para saber cuándo puede abandonar su encomienda y que se largará en enero del próximo año.

Abelito y yo estábamos a punto de ganar el nivel 30 de Tiempos Modernos en Plantas vs. Zombies, que está más difícil que una quinceañera en la mañana de su fiesta, cuando ví que en una de las muchas páginas fake que Eliseo usa para atacar adversarios y, sí, para atacarse y victimizarse (estrategia que le funcionó en el 2018) publicaron un documento, la orden del día de una reunión de cabildo, donde nuestro Shogún de la grilla solicita licencia definitiva al cargo que ocupa.

Les juro que hasta yo, que he creído una que otra barbaridad pro-amlo de Campechaneando, me di cuenta que el post era un borregazo infame y no le presté atención. Pero momentos después, para sorpresa mía y hasta de los zombies, un medio local entrevistó al alcalde para que despejara incógnitas sobre la información fake publicada en sus páginas fake.

Esto está pantanoso, pensé. Porque de ser cierta, el primer lugar donde se habría dado a conocer la noticia de la licencia sería en la fan page oficial de Eliseo, y ahí no hay nada. Entonces, ¿cómo es que un medio serio atiende a una mentira tan obvia publicada en medios sin ninguna acreditación ni veracidad y plenamente identificados como herramientas de guerra sucia del mismísimo edil? ¿Qué sigue, diosito, me pregunté, y siguiendo el ejemplo de Eliseo me respondí yo de mí para mí mismo: acaso una entrevista con El Chapucerdo para que nos cuente cómo fue que AMLO sodomizó a Trump en la Sala Oval para vengarnos por la humillación del muro?

Regresemos a la entrevista. El alcalde declaró que es mentira, que él no se irá hasta que cumpla los compromisos contraídos con la ciudadanía y bla bla bla, pero que últimamente ha estudiado la ley electoral para saber cuándo puede abandonar su encomienda y que se largará en enero del próximo año. Listo: ese era el objetivo del post, para eso fue que la joven grulla saturó el ciberespacio con el chisme de que se iba: para negar que se iba y luego anunciar que sí se va. Qué maldita pérdida de tiempo.

No se detuvo ahí. Encarrerado, introdujo en la trama a Alito. Dijo que el actual presidente nacional del PRI, en el tiempo que le deja libre la delicada misión de matar a su partido, organiza en su mansión de Lomas del Castillo bacanales medievales con empresarios y políticos de toda calaña donde jura que el ninja del pico y la pala jamás será gobernador, ¡buajajajaja!, y envenena perros vestidos de karatekas.

Insistir en la enemistad con Alito es una barrabasada porque fue el mismo Eliseo el que se encargó de arruinar la historia cuando subió al Cuarto Piso a besar la correa de su amigo y patrocinador, y porque dos años después del supuesto enfrentamiento buena parte del equipo del mataperros está trabajando con el alcalde para alcanzar otra vez el gobierno estatal. ¿Para qué persistir en la farsa?

Eliseo besando correa

Por último, el reportero preguntó si la Jefa Yola y Nelly Márquez son sus enemigas. Afirmó que no, que esos son chismes que publican páginas mal intencionadas, que él tiene una magnífica relación con ellas, y aquí me estremecí. Pobre hombre, clamé, que en pleno uso de sus facultades marciales y por voluntad propia ingresó en la zona de riesgo de un TikTok de Yolanda.

Volví al juego con Abelito. Los zombies no pisaron las plantas hasta que una notificación me distrajo: los morenitos festejan su participación en la consulta fake para enjuiciar expresidentes. Quedé pasmado. ¿No se darán cuenta, por dios, que esto es una farsa abominable que terminará en nada, una charlotada cuya única finalidad es ser el epitafio de Lozoya como inquisidor y distractor porque su bagaje de videos fue destruído por las bolsas de papel de estraza de Pío? Parece que lo único que no es fake es la imbecilidad. Zombies comer cerebro.

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...