fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Esa maqueta no es mía

No obstante, como bien dijo Peña Nieto, Alito es capaz de matar a su sobrino a pellizcos y aquí va de nuevo, a ganar el corazón de los campechanos con sus ingeniosas maniobras..

Fue Christian Yadiro Castro Chulo a Carmen y divirtió a la audiencia diciendo, entre otras cosas, que no permitirá que los gobernantes se roben el dinero de los campechanos y después huyan de Campeche. En pocas palabras, fue a la isla a contar un breve episodio de la vida de su tío Alito.

¿Venía al caso el apunte biográfico? Para el tío Alito, sí.

Es decir, después de que construyó a su sobrino a su imagen y semejanza y con currículum académico incluido, lo encaramó en delegaciones federales y después en una fallida candidatura al senado, lo heredó en la secretaría de Desarrollo Social para que hiciera campaña con recursos públicos, compró dirigencias partidistas para armar una alianza aberrante que lo colocara como candidato al gobierno estatal, adquirió periódicos y plumas que celebraran el veloz ascenso del chamaco menso, ha despilfarrado en una millonaria operación de posicionamiento virtual de la que no se salvan ni los juegos online, youtube o Facebook, etcétera, etcétera y cuatro mil etcéteras más, Alito decidió que era el momento para que Christian marcara su distancia con él.

Y fue así como mandó a Christian a Carmen con la instrucción de que narrara un pequeñísimo fragmento de su historial criminal para que la gente, ante esa valiente denuncia, se persuada de que el sobrino no es candidato por el tío sino por méritos propios.

La estrategia chorrea genialidad, es justo reconocerlo. Me trae a la memoria aquella otra, del 2018, cuando Alito contrató a Christian Castro, el cantante, para que actuará en un evento de campaña de su sobrino. La intención era que, así como Alito escucha las canciones y piensa en su sobrino y luego ve a su sobrino y recuerda al hijo de la Vero cuando le hicieron el masajito con saiote, que el electorado se confundiera igual y votara por el sobrino pensando en el tiempo que duró nuestro amor, tú me hiciste feliz y en mi adiós te deseo lo mejor. Fue una táctica deslumbrante, a fe de este escribidor, pero la elección la ganó Aníbal Ostoa porque, por desgracia, el electorado no está idiota.

No obstante, como bien dijo Peña Nieto, Alito es capaz de matar a su sobrino a pellizcos y aquí va de nuevo, a ganar el corazón de los campechanos con sus ingeniosas maniobras. Por lo pronto en Carmen, hace unas horas, le permitió a Christian Yadiro que narrara treinta segundos de la vida infame del tío para convencernos, de una vez y para siempre, de que esa maqueta ecolálica no es creación del maquetero.

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

Los mensajes son falsos, está claro. Lo grave de todo esto es que...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...