fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

¡Esta es embajada y no maqueta!

Me río. Que el nombramiento de Aysa es una prueba de su traición al priismo y de su inmoralidad, dice el textoservicio. Estoy de acuerdo que de tener convicciones Aysa no debió aceptar la embajada, pero ustedes saben bien que en la política las convicciones son un estorbo, que ascender en ese mundo es imposible si se tiene dignidad y que la decencia ahí es pecado mortal…

El AMLO candidato criticó duramente que el Servicio Exterior Mexicano (SEM) fuera usado por el prianismo como congeladora para políticos en desgracia, pero el AMLO presidente, especialista en abofetear a su yo anterior, ha continuado la tradición de transformar al SEM en basurero y así, si Peña Nieto envió al gobernador zeta de Veracruz, Fidel Herrera, como cónsul en Barcelona, hoy Obrador acomoda a un apéndice de Manlio Fabio Beltrones (enemigo de Alito) y exgobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, en ese mismo lugar y al gobarladrón sustituto de Alito, Carlos Miguel Aysa, en la embajada de República Dominicana.

Es claro que estos nombramientos responden a la sumisión de estos personajes en las elecciones del año pasado, en los que no metieron las manos para apoyar a su partido, como dicta la tradición tricolor.

Pero esta muestra de cortesía política del presidente no puede verse solamente como un pago de favores porque, a fin de cuentas, los gobers no tenían margen de acción: de haberse rebelado habrían sido perseguidos por la furia de un autócrata que aplica la ley selectivamente, como lo hacía el prianismo: defiende la corrupción de los suyos pero usa los instrumentos del estado, como la UIF o la Fiscalía, para castigar a los que desafían su voluntad, sabedor de que no hay político cuya fortuna no huela a podrido y cuya libertad no dependa de la complicidad del régimen.

Los gobernadores iban a entregar las elecciones sí o sí, pues.

Por tanto, detrás de la estrategia de Obrador tal vez hay otro motivo: el de alimentar Morena con el priismo ignorado por la cúpula tricolor, cúpula que se reduce a dos sociedades conyugales, la de Moreira y Carolina Viggiano y la de Pablito Angulo con Alito Moreno, que ejerce un poder abrumador sobre el partido y es inmune a cualquier otro interés que no sea el propio.

Quizá el presidente tiene el propósito de reducir al PRI a su mínima expresión, la soledad de dos alcobas, mientras el morenismo se fortalece con la sapiencia de mapaches profesionales que no se atragantan a la hora de dar puñaladas traperas, y que armados con esos atributos edificaron la dictadura perfecta del priato que fue la escuela política de Ladrador.

-0-

Me río. Que el nombramiento de Aysa es una prueba de su traición al priismo y de su inmoralidad, dice el textoservicio.

Estoy de acuerdo que de tener convicciones, mis estimados textoservidores, Aysa habría rechazado la embajada, pero ustedes saben bien que en la política las convicciones son un estorbo, que ascender en ese mundo es imposible si se tiene dignidad y que la decencia ahí es pecado mortal. Y lo saben porque ustedes, los perros de prensa, adolecen de lo mismo que Aysa, de otra forma no se hubieran deshecho en elogios ante las maquetas y otras farsas del Calígula en pipián.

Son lo mismo que Aysa, queridos trabajadores textuales, sólo que en versión Simi. Así las cosas, ¿con qué cara critican a su espejo paliceño?

-0-

La acusación de Alito contra Aysa va más allá de la ridícula indignación de las “presstitutes” contra el traidor y merece un lugar de honor en la historia del cinismo universal. Primero, porque no hay quien se oponga a AMLO y Alito lo sabe mejor que nadie, por eso lo llaman Amlito y ha cumplido con todo lo que le han ordenado desde Palacio Nacional.

Y segundo, porque en el caso Campeche tendríamos que definir si Aysa rindió la plaza o si la plaza ya estaba rendida desde 2018, cuando Moreno lo perdió todo y lo que pudo rescatar fue gracias a las negociaciones con los Anibalítos de Layda.

Aysa sólo tuvo el instinto necesario para respetar los dictados de la sensatez porque no tenía cómo combatir el rencor campechano contra Alejandro Moreno, cuya soberbia, estupidez y rapacidad fueron fundamentales en el crecimiento electoral de Layda Sansores y del MoCi de Eliseo.

Explíquenme: ¿se puede hablar de traición de Aysa cuando mantuvo como titular de Desarrollo Social a un bueno para nada como el sobrino Christian Yadiro para que hiciera campaña anticipada con nuestros impuestos, cuando subsanó a medias el desfalco de Alito haciendo malabares financieros, cuando compró a los diputados de Morena y PAN para que aprobaran las cuentas públicas de Alito, cuando siguió alimentando los medios de comunicación de Alito (Novedades, Expreso, Mayatevisión, El Carmelita, El Sur y decenas de páginas Facebook), cuando aportó buena parte de los dineros de la campaña del sobrino y de sus aliados, cuando fue cómplice entusiasta de las vilezas de Alito y del desastre que propició durante cuatro años de disparates?

-0-

Si al caso serían los militantes priistas los que podrían acusar de traidor a Aysa, creo. Pero si consintieron todas las canalladas del nuevo PRI de Peña Nieto y Moreno Cárdenas, que demolieron sistemáticamente al dinosaurio, y luego aceptaron con docilidad bovina la candidatura del sobrino menso, un jumento que pastaba en el Verde Ecologista y sólo metieron al tricolor a última hora, entonces tampoco tienen cómo estirar la lengua teniendo los huevos tan cortos.

-0-

El nombramiento de Aysa deja a Layda Sansores sin posibilidad de hacer justicia, si es que esa fue alguna vez su intención.

Por un lado, sabíamos que a Alito Moreno no iba a tocarlo, que la promesa de hacer de la mansión de Lomas del Castillo un museo de la corrupción era calentura de campaña, que Alito tenía impunidad garantizada porque en su malograda administración participaron familiares de Layda. Pero quedaba Aysa para alimentar la ilusión del pueblo bueno y sabio.

No es casual que el tema de la Ciudad Administrativa fue el primero que tocó la Sansores en su Martes del Jaguar. Ese drama le pertenece casi totalmente a Aysa, que fue el que se distanció de los socios de Alito en ese negocio, los Cetina, y revivió a los Castilla en cuyos terrenos construyó sin que existiera ninguna garantía jurídica para el gobierno campechano.

Pero con el nombramiento de Aysa, que lo convierte en integrante de la 4T, Layda se queda sin elenco para su show. Alito, intocable; Carlos Miguel, también, y es así, amiguitos, como el Martes del Jaguar, por respeto al público, no tiene risas grabadas.

Esa es la razón por la que Layda ha tenido que buscar otros personajes para entretener a su feligresía televisiva, y el viaje ha sido igual al del Peje, que cambió los ataques a Peña por los señalamientos contra Loret, Brozo y otras voces discordantes; aquí la Sansores se ha olvidado de alitos y aysas para ensañarse contra los periodistas que la critican, como Carlos Martínez de La Barra.

-0-

Entre los retorcidos cálculos políticos de Amlo, por ejemplo enviar desperdicios como representantes de México ante el mundo, el rabí de Macuspana y Azote del Cubrebocas no ha contemplado el daño a su movimiento político.

Para quienes hicieron la travesía con él desde la oposición, desde el prd y luego Morena, y sostuvieron la causa en los tiempos de vacas anémicas, y entre los que votamos para deshacernos del prianismo enfermo, la inclusión en La Esperanza de México de los responsables de robarse todo y sólo dejarnos la esperanza es una burla inadmisible que genera descontento y que, junto al fracaso ya irreversible en Seguridad, Salud y Economía, está preparando el escenario para que la longevidad del cambio verdadero sea la misma que la de una promesa del candidato AMLO frente a las decisiones del presidente AMLO.

¿Pero quién le dice al emperador que la está batiendo toda si su fuerza es moral y no de contagio, si sus colaboradores son capaces de tragar cualquier sapo con tal de seguir en nómina, y si la militancia morena es una derivación más lerda y pusilánime de lo que alguna vez fue la borregada priista?

Besitos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

Los mensajes son falsos, está claro. Lo grave de todo esto es que...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...