fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Lo siento mucho, don Raúl

Qué triste y frustrado debe sentirse don Raúl con lo sucedido a Raulito, el frutito de sus entretelas. Él, que tanto se sacrificó para enseñar a sus hijos a ser unos corruptos de bien, que les reveló los secretos del oficio para que cada quien construyera su patrimonio como dios manda, con el sudor de sus uñas y con dinero ajeno, que les inculcó la devoción por el desvío de recursos públicos y que, por sobre todas las cosas, los educó para jamás avergonzarse por no haberse enriquecido honestamente, y miren en dónde quedó su magisterio.

Sé lo que están pensando y le suplico que no se confundan. La tragedia de este episodio no radica en la captura de Raulito por la Fiscalía ni en su posible ingreso a la cárcel, que todos sabemos que en este país hay mil formas de evadir la justicia salvo cuando existe un designio superior.

De hecho, vimos en tiempo real una clase magistral de cómo burlar la ley: una vez atrapado, Raulito se fingió enfermo para retrasar la presentación ante el juez y evitar la prisión preventiva, el tiempo ganado sirvió para negociar con el sistema, repartir gratificaciones e intercambiar promesas de apoyo político; y sólo cuando la maquinaria quedó perfectamente aceitada y cada punto puesto sobre cada i, entonces la enfermedad imaginaria de la criatura dio paso a una salud indestructible, y el acusado fue presentado ante el juez para declararse culpable y dejar que la cañería jurídica hiciera lo suyo: ponerlo en libertad a cambio de reparar el daño.

Como les dije, el drama en todo esto nunca estuvo en la probabilidad de cárcel, sino en algo mucho más siniestro: en la traición de don Raúl y Raulito a la ética profesional, porque entre la clase política-empresarial sólo existe un camino que no tiene regreso, una catástrofe que destruye el abolengo, desintegra el prestigio y borra el historial de navegación, y ese pecado es devolver lo robado.

Una vez consumado el saqueo y colocado en las cuentas bancarias personales el dinero que debería servir para el bien colectivo, no puede devolverse bajo ningún motivo, y en esto no vale ni la ley de los hombres ni la eternidad infernal. Pero don Raúl lo devolvió porque lo traicionó el amor de padre, porque tenía que conseguir impunidad para su vastaguito, y con ello le infringió un agravio feroz a su honor de filibustero.

Ahora bien, es verdad que el amor paternal es el único flanco débil en el perfil criminal de don Raúl, pero también es cierto que gracias a eso ha evitado males mayores. El celo con que ha vigilado a sus hijos y el control que ha ejercido en sus vidas tal vez ha sido asfixiante, pero no tenía otra opción. De haberlos soltado alguno de ellos podría haber tomado un rumbo incierto, que a fin de cuentas no siempre los hijos de rata quieren ser ratitas, y en una de esas hasta podrían haber incurrido en conductas propias de depravados y pervertidos, como la honestidad, y eso no. Nunca.

Por sus hijos don Raúl puede quebrar uno que otro mandamiento sagrado para los que son como él, caudillos de la corrupción, pero mientras él viva su linaje jamás será mancillado con un solo acto de honradez.

Lo siento mucho, don Raúl.

Besitos que no se devuelven.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

Los mensajes son falsos, está claro. Lo grave de todo esto es que...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...