fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Morena: ¿simulación o compromiso?

morena.png
Después de varias semanas de insultarse con inusitado frenesí, Manuel Zavala y los diputados anibAlitos encabezados por José Flores publicaron un video en el que anuncian romance y refrendan compromiso de no defraudar al electorado.
Sí: la política es el arte de comer flores sin hacer gestos.
Pero me agrada la idea. Ahora sí, unidos diputados y partido, comprometidos a honrar su palabra, podrán buscar en alianza con otras fuerzas políticas el control del poder legislativo y ponerle freno a los ridículos excesos de Calígula Moreno.
Podrían, por ejemplo, detener los presupuestos irracionales de Alito, que ha reducido sistemáticamente los recursos de Salud y Educación para incrementar los de Comunicación Social y de su Oficina, que en 2017 recibió más de 500 millones de pesos, 5 veces el presupuesto del Instituto Campechano, 10 veces el de Desarrollo Económico y 7 veces el de Turismo.
Podrían investigar la misteriosa relación entre la inmensa fortuna amasada por funcionarios del sector Salud y la ruina de los hospitales, el desabasto de medicinas, la falta de médicos, los casos de negligencia y las muertes.
Podrían acabar con las aviadurías de familiares y amigos del gobernador y otros lastres priistas; con el pago a periodistas y medios, esos mismos que no hace mucho insultaban a los pejelovers llamándolos locos y chairos; con los negocios raros como los 80 millones de pesos gastados en asesorías nunca suficientemente explicadas, con los bonos a legisladores de oposición para mantenerlos dispuestos a bendecir cualquier aberración; e impedir que los achichincles de Alito despedidos de las delegaciones se incrusten en el congreso para salvarse de la ruina los próximos 3 años.
Podrían controlar la agenda legislativa y exhumar la iniciativa para regular el gasto en medios de comunicación, que alcanza ya los mil 500 millones de pesos, el equivalente al costo del nuevo Puente de la Unidad.
Podrían llamar a cuentas a Mayra Bojórquez, del Instituto Electoral de Campeche (IEEC), cuyo desempeño, lodoso y parcial, afectó a 3 candidatos a diputados de Morena y a Ramón Ochoa y a Pablo Gutiérrez en Carmen, que perdieron en la mesa gracias a las mañas de jugadores de cubilete de los funcionarios del IEEC. Y lo mismo con los magistrados del Tribunal Electoral, oficialía de partes del Supremo Porro.
Podrían vigilar el gasto en las alcaldías, donde la corrupción es escandalosa, sobre todo en Campeche, uno de los 3 municipios más endeudados del país. Y ya que hablamos de deudas, podrían llamar al gobernador para que explique a detalle dónde están los casi tres mil millones de pesos que solicitó para sus mega obras y que parecen haber desaparecido.
Podrían acabar con la ostentación insultante del goberladrón y sus secretarios, todos ellos obsesionados con Suburbans blindadas, guaruras y armas de terroristas islámicos, cuando estamos en la entidad más segura de esta región del universo y por tanto no corren ningún peligro, cuando el cataclismo ecológico demanda el uso de vehículos menos contaminantes y cuando el sello del nuevo gobierno de la república es la austeridad. Es hora de bajar a los mirreyes de sus carrozas Chevrolet para que se desplacen por la tierra tal y como lo hace el pueblo triunfador del primero de julio.
Podrían, en fin, gobernar de facto la entidad y rescatarnos de las locuacidades de un mitómano irredento, condenado por su trayectoria escolar al fracaso profesional, condenado por su biografía política a la inmoralidad y el saqueo. O, claro, podrían comportarse como los tripulantes del laydismo, esa oposición complaciente que nunca se opuso y fue bien retribuida, y convertirse en un cero a la izquierda. Pero el escándalo reciente de Monreal debería haberles enseñado que en tiempos de hiperrealidad, redes sociales y despertar ciudadano no hay simulación ni acuerdo entre infames que no se sepa.
Besitos.
Tantán.

Escrito Por
Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...