fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Morena Table dance: gran apertura

IMG_0143.jpeg

¿Tenían alguna esperanza de que Morena fuera una verdadera oposición al Supremo Idiota Alito Moreno? Pues pónganla en pausa. Por lo menos la bancada de AMLO en el legislativo campechano seguirá siendo, por influencia directa de los rezagos laydistas, un triste prostíbulo regenteado por un padrote decrépito. Les explico.
Hoy inició la 63 legislatura y el PAN presentó una propuesta para que Morena quedara al frente de la Mesa Directiva. Era esta: Presidencia para Morena con Ricardo Sánchez Cerino, Vicepresidencia para el PAN con María Dolores Oviedo y la segunda Vicepresidencia para el PRI con María del Carmen Guadalupe Torres Arango. Pero el senador moreno y achichincle de Layda Sansores, C-Aníbal Ostoa, llegó a tiempo para cambiarlo todo en favor del gobernAlito.
La votación entre Cerino de Morena y Torres Arango del PRI quedó con 29 votos para esta última y 6 para el moreno quien, en el colmo de la estupidez, votó contra sí mismo: los 6 sufragios que obtuvo fueron del PAN.
Los embajadores del Peje pudieron haber logrado una posición para detener la hemorragia de recursos y la avalancha de desmesuras que significa Alito Moreno, para dar cauce al sentir popular, pero prefirieron el suicidio político.
El resultado de las dos vicepresidencias y de las cuatro secretarías quedó de la misma forma, los 6 votos del PAN contra el bloque de 29 votos de PRI-Morena, y de vez en cuando alguna boleta anulada.
Sí, aunque no lo digieran, Morena votó en el mismo sentido que los partidos satélites del PRI; votó para favorecer al goberladrón que los despojó de las alcaldías de Carmen y Champotón y de tres diputaciones por la vía del fraude; y votó a favor de Torres Arango, una de las socorridas por el chiquero electoral que anuló la voluntad de cambio de los campechanos.
Los anibAlitos prefirieron beneficiar al engendro que afirmó que AMLO es un demente, un bandido y el asesino de su hermanito de 9 años, el mismo sátrapa ejidal que apenas el sábado pasado anunció protestas y marchas contra el nuevo gobierno de la república encabezado por Morena.
¿Que sólo el pueblo puede salvar al pueblo? Nop. Con un poco de dinero y el estímulo necesario el pueblo puede apuñalar al pueblo sin cargos de conciencia.
¿Les pedí que pusieran en pausa la esperanza? Mejor apáguenla hasta nuevo aviso. Estos tres años la bancada de AMLO en el congreso será una derivación anacrónica de la biografía de C-Aníbal Ostoa, que ha sobrevivido siglos en la oposición perfeccionando el arte de no oponerse a nada salvo a la prostitución de todo lo que, se supone, debe defender.
Besitos.
Tantán.
En la gráfica, C-Aníbal Ostoa en primera fila en el congreso, atestiguando que la venta de su bancada se concretara en los términos convenidos.

Escrito Por
Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...