fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Rectoradas

IMG_0134.jpeg
La primera acción de Cindy como rectora universitaria fue solicitar la adquisición de una máquina para ordeñar café en cápsulas, porque su capuchino tempranero es una urgencia médica, cosa de vida o muerte. El aparato cuesta entre dos y tres mil pesos, habrá que ver cuánto le inflan en la UAC, donde el nivel académico es inversamente proporcional al dinero que ahí se invierte y misteriosamente se evapora.
Ahora bien, creo que a Cindy le hubiera resultado mejor comprar un diccionario. Me explico: sumándose al montón, la Saravia felicitó vía Twitter al tío de Alito por su nombramiento como rector del Instituto Campechano, y en el intento de elogiarlo por su experiencia y capacidad escribió basta (nombre femenino: costura de puntadas largas; verbo intransitivo: palabra con la que se pide el fin de cierta cosa) en lugar de vasta (dilatada, extensa).
Lo anterior pudo haber ocurrido porque Cindy escribió ese tuit cuando aún no navegaba por su sangre el capuchino que le actualiza el software y, sin dopaje, cometió una burrada sideral especialmente inoportuna ahora que la acaban de embutir en la dirección de la principal institución educativa del estado.
Pero dándole una oportunidad a la rectora deslizaré aquí otra posibilidad: tal vez la Saravia sea una experta en cuestiones idiomáticas y, además, al momento de la felicitación sufrió un extraño arrebato de sinceridad, y entonces usó a la perfección una tercera acepción de basta (adjetivo: que está hecho sin refinamiento y con materiales vulgares) que, en el rosario de halagos obligatorios, se convirtió en la descripción más certera y la crítica más feroz a la imposición del tío de Alito en un cargo que alguna vez tuvo cierta relevancia.
Besitos.
Tantán.

Escrito Por
Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...

Bestiometro

Estoy muy triste. Nomás levantándome y recibo el primer golpe: Layda ha tenido que bajar de sus redes sociales los audios infames, caraxo; y...