fbpx
Sígueme en redes sociales

Hi, what are you looking for?

Bestiometro

Regeneración fosilizada

Y que mi niña Layda, doncellita de apenas 75 años, ya tiró línea porque sus seguidores, que dividían sus querencias entre Ebrard Delgado y Gibrán, de repente le empezaron a encontrar miles de virtudes al hombre que felicitó a Díaz Ordaz por asesinar a cientos de jóvenes en la plaza de Tlatelolco una tarde del 68.

Sintonizo una entrevista a Perfidio Muñoz Ledo y me parece que estoy frente al televisor cualquier noche de los años setenta, viendo el noticiero de Zabludovsky en Televisa o López Dóriga en el 13. Los mismos conceptos, el mismo tono, el mismo culto al presidente en turno celebrado por el mismo personaje, que ya no tiene en las patillas los matorrales de antaño ni tampoco la chispa que lo distinguía entre los cortesanos de la época, por ejemplo el solemne y mamiloide Bartlett, que hablaba como presidiendo un auto de fe inquisitorial mientras que Perfidio hacía de la autodegradación una samba.

Y escucho que Perfidio propone como su tesorera en el MoReNa a Ifigenia Martínez, florecita jurásica de tan sólo 90 años.

Y que mi niña Layda, doncellita de apenas 75 años, ya tiró línea porque sus seguidores, que dividían sus querencias entre Ebrard Delgado y Gibrán, de repente le empezaron a encontrar miles de virtudes al hombre que felicitó a Díaz Ordaz por asesinar a cientos de jóvenes en la plaza de Tlatelolco una tarde del 68.

Layda tiene información de primera mano, no en vano le propina fenomenales laydadas a AMLO a la menor provocación, así que Perfidio debe ser ya el ungido del Santísimo Patrón de las Pausas. Pero si la indicación es una apuesta delirante de mi niña y resulta que el elegido es otro, tampoco será un drama: Layda se disciplina al líder y aquí abajo, a una señal de ella, sus enanos cambian de embocadura y triunfa la palpitante y ventruda democracia interna.

Ah, el MoReNa, la regeneración del priismo clásico con los mismos actores y, para que la clonación sea perfecta, a la nueva ola del partido se le instruye desde ya en las claves que hicieron del PRI un fenómeno indestructible: a) las convicciones son un estorbo y b) disciplina, sometimiento y meritocracia son sinónimos.

Y lo que son las cosas: López Dóriga, el emisario del poder priista durante la época dorada en que AMLO, Bartlett, el cacique Sansores, Perfidio, nacían en el seno del partido aplanadora o eran estrellas del firmamento político, es ahora un periodista en declive a quien los jóvenes feligreses del MoReNa, sin rubor ni cargo de conciencia, llaman rastrero adulador del poder.

Besitos pérfidos.

Tantán.

Avatar photo

Soy aborigen champotonero, licenciado en Ciencias Ocultas y Administración Púbica, adicto a los Pumas de la UNAM y a las tortas de cochinita de Sacha, feliz de haber pasado media vida en reventones, orgías y actividades similares y afligido por haber desperdiciado miserablemente la otra mitad, y dedicado al periodismo para cumplir fielmente la profecía de mi abuelo Buenaventura Villarino, hombre sabio y de fortuna, que más o menos decía así: “Estudia mucho, hijo, o acabarás de periodista”. Besitos. Tantán.

Haz clic para escribir un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar...

Bestiometro

Los mensajes son falsos, está claro. Lo grave de todo esto es que...

Bestiometro

El 16 de diciembre de 2021, los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Campeche (OSCAM) fueron citados a una reunión a la que les...

Bestiometro

La cacería va deprisa y es que se acerca el primer informe de labores de doña Jaguara que, sin la aprehensión de Elibb, se...

Bestiometro

Marce y sus hijos son el gabinete de Seguridad de Campeche. Cada uno de ellos tiene una responsabilidad vital en ese aspecto y en...